Walter y Freddy
Montaje con dos de los dibujos de Jody Steel: Walter White (izquierda) y Freddy Krueger © Jody Steel - www.jodysteel.com

Jody Steel tiene 19 años, estudia producción audiovisual en el Emerson College de Boston (EE UU) y, como tantos otros alumnos que no terminan de entender para qué sirven las peroratas de algunos profesores, se aburre a menudo en clase. La muchacha lleva dos años dedicando las horas lectivas de hastío a pintar en la cara anterior de sus muslos dibujos que la han convertido en un fenómeno viral de Internet.

Las obras sobre piel de Steel, de gran realismo y cuidada factura, están realizadas a rotulador —casi siempre se inclina por los Pilot Precise V5— y representan animales (gatos, elefantes, pulpos...), actores y cantantes (Joseph Gordon Levitt, Aaron Johnson y Thom Yorke) y personajes de series televisivas como Juego de tronos y Breaking Bad .

El dibujo de Walter White es de los primeros en las búsquedas de Google Los bocetos se han convertido en un fenómeno global en Internet, donde circulan a velocidad vírica: una foto en la red imgur tenía a la hora de escribir esta información más de medio millón de vistas; otra, el dibujo del profesor de Química y cocinero de meta Walter White rondaba la misma cifra y es de las primeros resultados en aparecer al buscar en Google Walter White drawing (dibujo de Walter White).

"Mis piernas son tan blancas como el papel"

Alucinada por el impact0 de su obra —"he recibido correos de fans de todo el mundo"—, Steel dice que dibuja desde que tiene uso de razón y que se siente en la necesidad de hacerlo de manera constante.  "Si no estoy dibujando siento la necesidad de hacerlo y representar lo que me rodea. Creo que esa urgencia me empujó a dibujar sobre mí misma. También uso cuadernos, pero me pareció más rápido y eficaz hacerlo sobre mis piernas, que, además, son tan blancas como el papel.", dice con naturalidad en una entrevista por email con 20minutos.es.

Tarda entre 45 minutos y una hora en completar cada obra En completar cada obra, que con frecuencia sus amigos han confundido con tatuajes, tarda entre 45 minutos y una hora. Una vez que acaba, toma una foto con el smartphone del muslo con el dibujo, casi siempre el derecho. Algunos de los bocetos, aunque ella los considera trabajos de "aficionada", le han servido para recibir una oferta de trabajo como ilustradora.

Pacto con los profesores

Los docentes son, desde luego, conscientes de la afición. "Me di cuenta de que dibujaba durante las clases, algo que no solemos permitir, pero sus obras eran buenas y también sus notas, así que hice un trato con ella: le permití dibujar siempre que nos enseñara el resultado al final de clase", dice la profesora Cynthia Miller en una entrada en el blog del Emerson Collegue. Miller se quedó tan impresionada con el estilo y las cualidades de la alumna que le encargo las ilustraciones para una antología de steampunk que la profesora coordinaba:Steaming Into a Victorian Future (Scarecrow Press, 2012).

Lloré a mares cuando estuve frente a frente de la Mona Lisa Steel, que está meditando la posibilidad de dedicarse al tatuaje, desea "viajar más" y ver muchos museos, "mis lugares favoritos: lloré a mares cuando estuve frente a frente de la Mona Lisa". Por ahora vive en la nube de haberse convertido en una e-celebridad: "Esto ha sido inesperado. Cuando me escriben de Italia, Francia, Hong Kong, Australia, el Reino Unido, Brasil, México... Me fascina y las manos me tiemblan de la emoción al contestar los correos. La adrenalina no para".