El comercio de Portugalete unido por el fin de las obras

Crean un colectivo de afectados por la paralización del aparcamiento. Si no ven avances en las próximas semanas están dispuestos a cortar el tráfico.
Bajan las ventas debido a escaparates inaccesibles. (Fernando Blanco).
Bajan las ventas debido a escaparates inaccesibles. (Fernando Blanco).
Los más de 200 negocios del entorno de la plaza de Portugalete, bajada de la Libertad y Paraíso se consideran los grandes perjudicados de las obras del aparcamiento subterráneo, que comenzaron hace ya más de un año.Que el Tribunal Superior de Justicia haya ordenado hace unas semanas la paralización de las obras, tal y como solicitaron Ecologistas en Acción y la Federación de Asociaciones de Vecinos, ha sido la gota que colma el vaso.

Un grupo inicial de 60 comerciantes y hosteleros se han unido en un colectivo de afectados para pedir que se termine de una vez la obra que lleva 14 meses ocasionándoles perjuicios económicos. «Este año estamos facturando un 50% menos que en años anteriores y la culpa es de las obras», asegura uno de los afectados. No sólo han tenido que soportar las vallas de obra junto a sus escaparates o que se hayan eliminado cerca de 300 plazas de aparcamiento en la zona, «lo peor es que se nos han cortado todos los accesos. La gente ya no pasa por aquí», confirman los comerciantes.

Poco o nada sostenible

Consideran que ya han aguantado lo suficiente como para que una decisión judicial paralice las obras y tengan que prolongar más la agonía, «no sabemos por cuanto tiempo», que ha llevado a algunos de los establecimientos a cerrar. «Por lo menos hay una tienda de muebles, una de regalos y un bar que no han resistido y han tenido que traspasar sus negocios».

En la asamblea que celebraron ayer –y en la que participó el concejal Manuel Sánchez para ofrecer la visión del Ayuntamiento– han decidido esperar, pero si en unas semanas no hay soluciones están dispuestos a cortar el tráfico en el centro.

«Mala actuación del Consistorio»

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Ángel Bayón, aseguró ayer que «no hay que confundirse» y que la paralización de las obras se debe «a una mala actuación del Ayuntamiento». Afirmó que ellos no toman las decisiones, sino los jueces, y dijo tener muy claro que no van a dejar de ejercer sus derechos. Declaró que apuestan por el comercio en los barrios y en el centro y que no se les puede considerar culpables «más que de solicitar que se cumpla la Ley».

Bajan las ventas debido a escaparates inaccesibles

Durante 14 meses las tiendas de la zona han tenido que soportar ruidos, suciedad y el hacerse casi invisibles a los pocos peatones que decidían atravesar las obras, en vez de rodear. Sus rebajas son, simbólicamente, por las obras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento