El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), ha insistido este miércoles en su compromiso de bajada de la presión fiscal sobre los sevillanos, asegurando que ha dado "instrucciones de bajada de los impuestos". Así, ha insistido en que el incremento de la tasa de licencia de tasas en el documento que se llevaría al Pleno para la aprobación inicial de Ordenanzas Fiscales para 2014 fue un "error informático", a la par que asegura a la patronal de la construcción Gaesco que se trata de "no subir esa tasa" y anuncia que analizará "con todo lujo de detalles" la petición del Consejo de Cofradías de que se les exima de pagar la tasa por la instalación de las sillas y palcos.

En rueda de prensa, ha explicado que pidió que se "resolviera de inmediato" el "error" de incluir en las ordenanzas de la Gerencia de Urbanismo una subida de las tasas por licencia de obra, en la que se establecía que aquellas obras cuyo presupuesto sea de más de un 25 por ciento del módulo establecido por la Gerencia de Urbanismo de 486 euros por metro cuadrado habrá de pagar según el valor real de la obra, lo que según la oposición suponía "abonar prácticamente el doble de lo que se paga ahora".

"Pregunté que qué era aquello cuando lo vi escrito y la respuesta fue que había sido un error informático porque no era el documento al que Vílchez había dado el visto bueno. Así, pedí que lo resolvieran de inmediato", subraya.

Sobre la petición realizada por Gaesco para que se rebajen las tasas al sector dada la situación que vive, Zoido ha respondido que "de lo que se trata es de que no se puede subir esa tasa".

Asimismo, sobre la propuesta del Consejo de Cofradías, adelantada por Diario de Sevilla, ha afirmado que "no tenía constancia" de esa petición, pero que se analizará "con todo lujo de detalles", indicando que a final de semana se reunirán ambas partes. "Encima de mi mesa no estaba esa reividicación", añade.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.