Los portavoces de la comisión de turismo de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y Cámara Valencia han urgido este lunes a adaptar sus servicios y formación de trabajadores al nuevo perfil de visitante extranjero, fundamentalmente rusos y asiáticos, y al creciente peso de las reservas online y de última hora, así como a apostar por la calidad frente a la calidad para incrementar la rentabilidad del sector y a luchar contra la competencia desleal.

El presidente de la Unión Hotelera de la Provincia de Valencia (UHPV), Luis Martí, ha asegurado en rueda de prensa que el 30 por ciento de la oferta de alojamiento de la provincia de Valencia es ilegal —especialmente en apartamentos— o alegal —como los colegios mayores que alquilan camas en portales turísticos en verano—, lo que supone "efectos perversos" para el sector dado que, entre otras cosas, "pueden bajar mucho el precio porque no pagan IVA ni nada".

En la misma línea, el presidente de la Federación de Hostelería de la Provincia de Valencia (FEHV), Manuel Espinar, ha criticado que "se llene la ciudad de carpas y ferias" que "dejan vacíos restaurantes, bares y locales de ocio", mientras que la presidenta la Unión de Agencias Emisoras y Receptivas de la Comunitat (UACV), Teresa Altarejos, ha indicado que el impacto de la competencia desleal en este subsector se limita a servicios sueltos, no a viajes combinados.

En cuanto al balance de la temporada estival, han señalado que los datos oficiales reflejan unos resultados favorables pero con impacto desigual por subsectores, con un crecimiento de las pernoctaciones en la Comunitat del 1,45 por ciento en julio, principalmente por turismo extranjero, y del 1,4 por ciento en gasto turístico en el mismo mes.

La ocupación en los hoteles de Valencia repuntó un 3 por ciento respecto a 2012, con un 66 por ciento en julio y un 76,7 en agosto, mientras que la rentabilidad se vio "muy perjudicada por la contención en precios" y el precio medio subió un 1 por ciento, "todavía por debajo del precio alcanzado en 2006", recalca Martí.

"rentabilidad prácticamente negativa impide crear empleo"

Los hoteleros auguran un 2013 "con mejores resultados que el anterior" y creen que en 2014 continuará la recuperación iniciada este año. Así, subrayan que el turismo va a ser "uno de los motores del crecimiento económico", pero alertan de que "la rentabilidad prácticamente negativa impide competir en calidad y generar empleo".

Por productos turísticos, destaca el comportamiento del turismo urbano en Valencia y Alicante —con una ocupación del 90 por ciento— y del sol y playa, al que se incorpora este año la ciudad de Valencia, frente al turismo de interior que "no acaba de arrancar".

En hostelería, la actividad económica cayó un 2,88 y un 2,42 por ciento respecto a julio y agosto de 2012, respectivamente, y también el ticket medio, con tendencia hacia menú cerrado y reservas online.

De hecho, el 56 por ciento de los encuestados cree que julio ha sido "peor o mucho peor" que en 2012, sobre todo en costa, porcentaje que cae al 46,6 por ciento en relación al mes de agosto. "Recibimos más turistas pero la rentabilidad cada vez es menor", apunta Espinar, quien lamenta la "continua guerra de precios" y el cierre de 50.000 bares de 2008 a 2012, un 10 por ciento en la Comunitat Valenciana

"podemos morir de éxito"

En este sentido, alerta de que Valencia tiene "un potencial como pocas, pero podemos morir de éxito" al pretender competir en precio y centrarse en la cantidad de turistas, no en la calidad.

Espinar aboga por alcanzar un pacto turístico para "retener talento joven y al turista que interesa", extranjero y de "la Europa formada", con Valencia como "ciudad clave del movimiento Erasmus", así como a apostar por la calidad, formación y profesionalización

En las agencias de viaje, para las emisoras, la temporada ha sido muy similar a la anterior, con un ligero repunte en número de pasajeros pero una disminución en precio y rentabilidad, mientras que las receptivas experimentan un crecimiento más significativo de actividad, en línea con el aumento del turismo internacional, y se intensifica la venta de última hora —hasta en el mismo día—.

Cruceros se mantienen y el aeropuerto de valencia cae

Al respecto, Altarejos subraya que el sector acumula un descenso de la actividad cercano al 50 por ciento desde 2008, al tiempo que valora el efecto desestacionalizador del turismo de cruceros, que se estabiliza en Valencia tras años de crecimiento exponencial, e insta a analizar el descenso en pasajeros del aeropuerto de Valencia del 6,9 por ciento en agosto y del 4,6 por ciento en el acumulado anual.

A preguntas de los periodistas, ha indicado que esa nueva forma de viajar del 'quiero salir esta tarde, ¿qué tienes?', obliga a las agencias a ser capaces de responder con "una inmediatez muy importante" y a tener al menos las mismas herramientas tecnológicas que los usuarios más un filtro personal para "ayudarles a elegir".

En el caso de los hoteles, según Martí, les lleva a tener los establecimientos preparados y todas las plantillas en guardia porque de un día a otro se pasa de "previsiones catastróficas" a "una de las mejores" Pascuas o a perder "dos o tres puntos de ocupación media" por las cancelaciones en la última semana de agosto por las lluvias.

Consulta aquí más noticias de Valencia.