Bono ha comparecido este lunes en la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón a petición del Grupo Socialista, donde ha afirmado que "la herida bancaria está taponada con alguna excepción" y que se empezará a generar empleo en la medida en que los bancos tengan más actividad. Ha matizado que a día de hoy se está concediendo una quinta parte de los créditos que se daban hace cinco años.

La banca española "está en condiciones de empezar una actividad más normalizada", si bien "sería poco honrado si dijera unas fechas" para la normalización definitiva. Ha recalcado que los bancos "tienen muchos problemas en tener su propio negocio".

El consejero ha recordado que la crisis bancaria comenzó hace cinco años, con la quiebra de Lehman Brothers y que los países afectados han optado por "diferentes vías" de solución. Ha comentado que el Reino Unido y otros países europeos decidieron dejar caer a los bancos que tenían "problemas importantes" y que en España se inyectó dinero público, una decisión "bastante desacertada".

Bono ha precisado que la reducción de la actividad bancaria ha conllevado el descenso del número de oficinas y la reducción de plantillas, aunque "ha habido bastantes recolocaciones".

En el contexto de la reducción de competencias bancarias por parte de las comunidades autónomas, prueba de lo cual es que "el Banco de España ya no nos envía los expedientes para que podamos opinar, nos informa", Francisco Bono ha dicho que "en Aragón las cosas se han hecho bien". Aragón mantiene una entidad financiera propia, resultante de la fusión de Ibercaja con Caja3, ha apuntado.

Ha traído a colación el caso de las entidades bancarias que no tienen su sede en Aragón. Ante el cierre de entidades, el consejero se ha reunido con dos grupos de empresas para favorecer la compra de estas redes por otras entidades. "En eso estamos", ha expuesto.

Durante los años anteriores "no se ha regulado la banca de manera adecuada", ha continuado el titular de Economía, quien se ha quejado de que tras un periodo de falta de control ahora "hay un exceso de regulación" y ha propuesto "hacer una distinción" entre las empresas que tienen la solvencia asegurada y las que no. Ha opinado que obligar a las entidades a incrementar sus provisiones "supone un deterioro importante de su cuenta de resultados", lo que supone que el crédito "no termine de arrancar".

"ESCÁNDALO"

Ha aprovechado para afirmar que es "un escándalo" que algunos directivos de entidades intervenidas cobren sueldos muy elevados, "pero eso no invalida el núcleo del proceso que ha habido que hacer".

Bono ha recordado que años atrás cerraron otros bancos, como el Banco de Huesca, el Banco de Aragón y el Banco de Murcia, y "el sistema quedó mucho mejor". Por último, ha considerado que la banca pública no es eficiente.

La diputada del PP Yolanda Vallés ha expresado que "era necesario volver a sanear nuestro sistema financiero" y ha apoyado la tesis del consejero. Ha considerado que la recapitalización bancaria está dando "confianza" al sistema financiero.

El parlamentario del PAR, Antonio Ruspira, ha defendido la reestructuración bancaria y se ha preguntado "dónde estaríamos hoy" si no se hubiera acometido este proceso. Ha comentado que hace un año la prima de riesgo estaba en los 600 puntos básicos.

Impresión "nefasta"

El diputado del PSOE, Florencio García Madrigal, ha puesto de relieve que el crédito sigue sin fluir hacia las empresas y las familias, tras lo que ha aseverado que los ciudadanos tienen una impresión "bastante nefasta" del proceso de rescate bancario, debido a las "exorbitantes retribuciones" de algunos directivos y también porque "no se ha regulado ni controlado a la banca" respecto a sus beneficios.

García Madrigal ha indicado que los ciudadanos tienen la sensación de que "a los bancos se les ha dejado cobrar de todo y por todo", agregando que "los bancos no han tenido compasión" ejecutando desahucios y restringiendo el crédito.

El diputado de IU, Luis Ángel Romero, ha lamentado que "no se ha conseguido" que fluya el crédito, el objetivo principal de las reformas realizadas en el sector bancario y ha planteado que en Aragón "las cosas hubieran ido mejor" si desde el Gobierno se hubieran reforzado las líneas de apoyo a las empresas.

La decisión del Gobierno de España de sanear los bancos y cajas "y defender a todas las entidades por igual" ha traído "una serie de problemas", ha comentado Romero, quien ha insistido en que "el crédito todavía no llega donde tiene que llegar".

España ha perdido 42.205 empleos en el sector bancario entre 2008 y 2012 y cuando acabe el año se habrán cerrado unas 10.000 oficinas, ha continuado el diputado de IU, quien ha alertado de que los clientes de las entidades que ya no tienen sucursales en Aragón se han quedado "desprotegidos".

El parlamentario de CHA, José Luis Soro, ha criticado la decisión del Gobierno central de "cargarse a golpe de Real Decreto" el modelo de cajas de ahorros, entre otros motivos -ha considerado_para que "el poder económico estuviese en Madrid", lo que acarrea la "desprotección" de muchos sectores y la "posible falta de compromiso" con el desarrollo económico de Aragón.

Soro ha echado de menos la creación de una banca pública aprovechando el "tsunami financiero" y ha añadido que "al final el crédito sigue sin fluir", por lo que los ciudadanos siguen sin consumir. En general "el sistema no ha funcionado".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.