Chávez, de visita en Quito para asistir a la toma de posesión del nuevo Gobierno ecuatoriano y firmar acuerdos, aseguró que el 'imperialismo' está empeñado en matar a su aliado cubano y afirmó que Castro es un hombre que 'nunca morirá'.

En su edición del martes, el diario español El País citó a dos fuentes médicas en Madrid que afirmaron que Castro, de 80 años, padece una grave infección en el intestino grueso y que fue sometido a varias operaciones que derivaron en complicaciones.

Es un lento proceso de recuperación no exento de riesgo, son 80 años

'No está, como dicen, grave, ni tiene cáncer. Es un lento, él mismo lo dice, (...) un lento proceso de recuperación no exento de riesgo, son 80 años', dijo Chávez a periodistas.

El mandatario venezolano, que considera al líder comunista como uno de sus mentores ideológicos, explicó que habló con él 'hace ocho o 10 días'.

'Hablé con él por más de media hora por teléfono y hablamos como si nada (...) No soy médico, no estoy a la pata de la cama de Fidel, pero no está como dicen grave ni tiene cáncer', resaltó Chávez.

Castro no ha sido visto en público desde el 26 de julio pasado, cinco días antes de transferir temporalmente el poder a su hermano Raúl a raíz de una enfermedad no revelada.

Responsables del Gobierno cubano consultados dijeron no tener comentarios sobre la versión de El País ni las declaraciones de Chávez.

Castro describió desde el comienzo su salud como un 'secreto de Estado'. Cualquier fuga de información, dijo, podría ayudar a su archienemigo Estados Unidos.

El País citó en su artículo a dos fuentes médicas del hospital Gregorio Marañón de Madrid, cuyo jefe de cirugía, José Luis García Sabrido, visitó en diciembre a Castro en La Habana.

Una secretaria de García Sabrido dijo a Reuters en Madrid que el médico mantiene su pronóstico de recuperación para el líder cubano.

Tras su visita a Castro en diciembre, el cirujano negó versiones de Estados Unidos, enemigo histórico de Cuba, de que el líder comunista sufriera cáncer.

Un diplomático dijo el lunes a Reuters que Castro tenía problemas de cicatrización en la herida que le dejó la cirugía intestinal a la que fue sometido.

Líderes de alto nivel en la isla caribeña han dicho que una vez que Castro desaparezca habrá 'continuidad' y que el socialismo que él instaló en la isla es 'irreversible'.