Los trabajadores del hospital vigués Povisa retomarán las movilizaciones a partir del jueves, para denunciar coacciones y nula voluntad por parte de la dirección de la empresa para retomar las negociaciones del convenio, según ha anunciado este lunes en rueda de prensa el comité de personal.

La secretaria de la sección sindical de la CIG, María Jesús Neira, ha explicado que, tras la huelga de las pasadas semanas, que calificó como un "éxito", y después de que un juzgado hubiese dado la razón a los trabajadores en su pretensión de que se les aplicase el convenio colectivo propio (y no el provincial, como empezó a hacer la empresa desde el 24 de agosto), la dirección les ha trasladado que no tenía intención de retomar las negociaciones para acordar un nuevo convenio.

Asimismo, Neira ha denunciado "coacciones" por parte de algunos jefes de servicio, como la directora de enfermería que, según los sindicatos, "está llamando individualmente" a todas las enfermeras de quirófano, para advertirles de que, si no aceptan la reducción de jornada (una medida que fue denunciada ante los juzgados, con sentencia favorable a los trabajadores) serán trasladadas a planta.

Esas supuestas coacciones se repiten, según el comité, en otras áreas, como radiología, donde su responsable ha reunido a los trabajadores "para darles un mitin" y advertirles de que "se tendrá en cuenta" a los empleados que participaron en la huelga, y "se premiará" a quienes no secundaron el paro.

"No hay voluntad de llegar a acuerdos, quieren sembrar la discordia entre los trabajadores", ha concluido la representante de la CIG. "Povisa vuelve a estar en conflicto porque la dirección así lo quiere", ha subrayado, al tiempo que ha confirmado que han trasladado a la Inspección de Trabajo la actitud de la empresa.

MOVILIZACIONES

Por ello, el comité ha anunciado que se retomarán las movilizaciones, y habrá concentraciones todos los jueves a las 16.00 horas frente al hospital. Así, se empezará esta semana, tras una asamblea en la que se informará a los trabajadores de la situación.

Además de esta medida, los trabajadores han organizado una "romería solidaria", que se celebrará el próximo 28 de septiembre en el parque de Castrelos, y que contará con juegos, música y una comida. Los fondos que se recauden con esta iniciativa se destinarán a apoyar económicamente a los trabajadores que participaron en la huelga, y también se hará una recogida de alimentos, destinada a la asociación benéfica de ayuda a los necesitados, Afán.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.