El sector se ha visto favorecido por la entrada en vigor, el 20 de octubre, del reglamento que permite conducir motos ligeras (de hasta 125 cc) a los titulares de un permiso B, el de turismos. No obstante, no ha sido la única causa, ya que la evolución fue positiva en todas las cilindradas y el mercado ya acumulaba un crecimiento del 42% al final de octubre. Respecto a los ciclomotores, las ventas crecieron en 2004 un 7% tras un mes de diciembre negativo (-2,37%).