Llenan las calles del Albaicín de avisos sobre los perjuicios del tabaco
Fumar puede matar... la paciencia de los vecinos. No hay una esquina que se libre de los lemas de estas extrañas pegatinas reivindicativas de fabricación casera. Están en los carteles de las calles, las señales de tráfico, las paredes o las puertas de las casas... Las zonas más afectadas, según los vecinos, son las inmediaciones de Aljibe de Trillo, San Gregorio y San José. H.E.
Alguien se ha tomado muy en serio los perjuicios del tabaco y ha llenado las paredes y puertas del Albaicín con avisos sobre sus efectos en la salud. Según Manuel Navarro, presidente de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, la cosa ha pasado de castaño oscuro. «Los vemos desde hace un año, pero después del verano cada vez hay más. No sabemos quién lo hace».

Algunos vecinos de la Asociación San Pedro aseguran haber visto al responsable y, según dicen, es una persona del barrio y entrada en años. Por su parte, Cristina Almagro, presidenta de la junta gestora de otra asociación vecinal del barrio, asegura que «en la parte alta se ve menos, aunque nos afecta igual».

Los vecinos han presentado una reclamación en la concejalía de Medio Ambiente y han dado parte en las juntas de distrito aunque, hasta ahora, no ha surtido efecto. 

Manuel Navarro, por ejemplo, se encontró uno de estos recortes «en la puerta de casa» y asegura que «no es nada fácil quitarlos, están pegados con cola y hay que usar una espátula». Y después del engorro, al día siguiente «te lo vuelves a encontrar en el mismo sitio», se lamenta.