Camera Obscura: View of the Brooklyn Bridge in Bedroom, 2009
Habitación de hotel convertida en cámara obscura por Abelardo Morell The J. Paul Getty Museum, Los Angeles © Abelardo Morell, courtesy of Edwynn Houk Gallery, New York

En alguna ocasión el fotógrafo Aberlado Morell ha confesado que en su alma alberga a un ingeniero dispuesto a poner a prueba las leyes físicas. Experimentador por vocación, este artista de sorprendentes métodos ha llevado al extremo los límites de la fotografía durante los últimos treinta años.

Nacido en La Habana (Cuba) en 1948 pero establecido desde adolescente en los EE UU —sus padres eran anticastristas y escaparon de la isla—, Morell es objeto de la primera retrospectiva que un museo dedica a su obra. Abelardo Morell: The Universe Next Door (Aberlardo Morell, el universo en la puerta de al lado), en el Museo Getty de Los Ángeles entre el uno de octubre y el 5 de enero de 1914, agrupa una selección de fotos que extienden los límites del medio, juegan con la sorpresa visual e investigan las ilusiones ópticas.

La cámara es una habitación de hotel

La muestra incluye, por supuesto, ejemplares de las más famosas fotos de Morell, sus experimentos con el principio de la cámara obscura, un recinto cerrado y oscurecido en el que entra luz por un sólo agujero permite obtener una imagen en la pared contraria, en el que estaban basados los dispositivos ancestrales que dieron lugar a la invención de los equipos fotográficos. El fotógrafo estadounidense ha realizado numerosos experimentos en habitaciones de hotel y otras estancias, cuyas ventanas sella con telas negras, abre un agujero y toma una foto de la imagen reflejada.

Con la 'tienda cámara' fotografía en el suelo las imágenes reflejadas por un periscopio Avanzando un paso más en la técnica, el fotógrafo diseñó la tent cámara (tienda cámara), un recinto de lona y forma semicircular dotado de un periscopio en la cúspide que proyecta imágenes del paisaje circundante sobre el suelo. Con el artilugio ha retratado grandes parajes naturales de los EE UU para homenajear a los pioneros de la fotografía paisajística.

"Conversaciones imposibles" entre artistas diferentes

El último movimiento experimental del artista ha sido el de yuxtaponer obras de arte distintas que pidió permiso para cambiar de lugar en varios museos. El resultado culmina en lo que Morell llama "conversaciones imposibles" entre artistas con resultados sorprendentes como la contraposición de un busto de Elie Nadelman y un cuadro de Edward Hopper para conseguir una contraposición en la línea del surrealista Giorgio de Chirico.

Cuando nació su primer hijo empezó a hacer fotos desde el punto de vista de los bebés También se exhiben obras iniciales del artista en las que adoptaba el punto de vista de un niño —las empezó a realizar cuando nació su primer hijo— y en las que las perspectivas parecen descomunales y una nevera puede convertirse en un verdadero rascacielos.