New York
Gente paseando por el barrio neoyorkino de Bronx. Wikipedia

El índice de desempleo en Estados Unidos bajó una décima al 7,3% en agosto, un mes en el que la economía tuvo una ganancia neta de 169.000 empleos, según informó este viernes el Departamento de Trabajo.

El índice de desempleo en agosto fue el más bajo desde diciembre de 2008, cuando la Reserva Federal puso la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25% para estimular la economía que se hallaba en medio de su recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas y que acabó a mediados de 2009.

El sector privado añadió en agosto 152.000 empleos, según el informe.

La participación cayó del 63,4% en julio al 63,2% en agosto En el sector fabril hubo 14.000 empleos nuevos en agosto, después de una disminución de 16.000 el mes anterior.

El informe, sin embargo, es menos alentador que lo que parece, pues en gran medida la disminución de la tasa de desempleo se debió a que más gente ha abandonado la fuerza laboral, donde la participación cayó del 63,4% en julio al 63,2% en agosto, el nivel más bajo desde el verano de 1978.

Asimismo, y para decepción de los mercados, el Gobierno ajustó sus cifras de incremento de empleo en junio y julio e indicó que sumaron 276.000 puestos de trabajo en lugar de los 350.000 que se habían calculado anteriormente.

Obama se muestra optmista

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha expresado en rueda de prensa su optimismo sobre la evolución de la economía al término de la Cumbre del G20, celebrada en San Petersburgo este jueves y viernes, al asegurar que la crisis "está acabando".

"Estamos acabando con la crisis", afirmó el inquilino de la Casa Blanca en su intervención en rueda de prensa tras el cierre de la Cumbre del G20, donde apuntó que, por primera vez los países se han centrado en construir sobre los progresos alcanzados.

Por primera vez nos centramos en construir sobre los progresos conseguidos "Esta Cumbre marca otro hito en la recuperación económica mundial, por primera vez nos centramos en construir sobre los progresos conseguidos", dijo Obama.

Así, el presidente de EE UU destacó que por primera vez en tres años se ha dejado de hablar de la recesión en Europa, mientras se ve que EEUU cada vez es más fuerte.

En este sentido, Obama destacó los progresos estadounidenses en la creación de empleo, así como en la corrección de sus desequilibrios fiscales y advirtió de que "EE UU no debe arriesgarse a la posibilidad de un impago", en referencia al inminente debate sobre la necesidad de elevar el techo de deuda.