Obama y Putin en la cumbre del G20
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), y sus homólogos indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono (c), y ruso, Vladímir Putin, saludan durante la foto de familia de los líderes del G20. GUNEEV / EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó este viernes que su país ayudará a Siria en caso de un ataque militar exterior. "¿Vamos a ayudar a Siria? Sí", afirmó Putin en respuesta a una pregunta sobre qué hará Moscú en caso de una intervención militar exterior en Siria, en la rueda de prensa final de la cumbre del G20 celebrada este jueves y viernes en San Petersburgo, antigua capital imperial rusa.

Alemania no tiene intención de participar en ninguna acción militarPutin agregó: "Ya estamos ayudando. Suministramos armas y cooperamos en el terreno económico". "Confío en que habrá más cooperación en el ámbito humanitario incluido los suministros de ayuda a la población civil que está en una situación muy difícil", dijo.

El líder ruso aseguró que los planes de Estados Unidos de lanzar un ataque "limitado" a Siria sólo cuentan con el respaldo de cinco países del G20.

El mandatario enumeró a Francia, Canadá, Turquía, Arabia Saudí y el Reino Unido, aunque destacó que el Parlamento de este último país "atendiendo a la voluntad del pueblo" manifestó su rechazo a la acción militar contra el país árabe.

Mientras, aseguró que los que "estuvieron categóricamente en contra (de la guerra) son: Rusia, China, India, Indonesia (...), Argentina, Brasil, Sudáfrica e Italia".

"La canciller federal de Alemania (Angela Merkel) también actúa con mucha cautela. Alemania no tiene intención de participar en ninguna acción militar", aseguró.

Putin resaltó que incluso en los países que apoyan la acción militar contra Damasco la opinión pública está mayoritariamente en contra de esos planes.

Destacó la oposición del papa Francisco

Además, destacó que el papa Francisco también ha expresado su oposición a una intervención militar occidental en el país árabe.

"Recuerdo que el uso de la fuerza contra una Estado soberano es posible exclusivamente en el caso de que sea en defensa propia y Siria, como es sabido, no ataca a EE UU. Y, en segundo lugar, si hay una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU", señaló.

Agregó que "como dijo ayer una de las participantes en nuestro debate, aquellos que actúan de otra manera se ponen fuera de la ley".

"No quiero ni pensar en qué otro país pueda ser víctima de una agresión externa", respondió a la pregunta sobre cual sería el próximo en la lista de posibles objetivos de una intervención militar occidental.

Putin advirtió una eventual acción militar contra Siria dificultaría enormemente la solución al problema nuclear en la península coreana. "En estas condiciones, traten de convencer a los norcoreanos de renunciar a su programa nuclear. ¡Vamos, chicos, entreguen sus armas!", dijo.

Se ha reunido con Obama

Además, se ha confirmado que Putin y el presidente de los Estados Unidos,  Barack Obama se reunieron este viernes en el marco de la cumbre del G20 y mantuvieron sus divergencias sobre Siria. 

"Fundamentalmente, se abordó el asunto de Siria. Las divergencias se mantienen", dijo a la prensa Yuri Ushakov, asesor del jefe del Kremlin, tras la reunión entre ambas mandatarios que no estaba prevista.

Ushakov también adelantó que "en el curso de la reunión de Putin con Obama se llegó al acuerdo de continuar los contactos, principalmente a través de los ministros de Exteriores respecto a una serie de asuntos, también relacionados con Siria".