La Caja Mágica
La Caja Mágica es un complejo deportivo situado en el Barrio de San Fermín, Madrid, a orillas del río Manzanares. Fue presentada como la infraestructura estrella de las candidaturas de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2012 y a los de 2016 y es una de las instalaciones ya construidas para Madrid 2020. Archivo

La cuarta candidatura de Madrid para unos Juegos Olímpicos -tres consecutivas y la de 1972- parecía la definitiva. Era ahora o nunca y la derrota ante Estambul (Turquía) o Tokio (Japón) puede tener consecuencias preocupantes, según varias voces consultadas por 20 minutos.

Conrado Durantez, de la Academia Olímpica, vinculada al Comité Olímpico Español (COE), dice que "una tercera derrota es un ridículo para Madrid. Ha sido un ridículo de decisión. De las tres candidaturas era la mejor y si no ha sido así, es que ya es imposible".

Es 'now or never'", dice Lissavetzky

Jaime Lissavetzky, portavoz socialista en la oposición del Ayuntamiento de Madrid y que fue parte principal en las anteriores dos candidaturas, reconocía antes de la votación que era "now or never, como dicen los ingleses". "Yo no no soy partidario de hacer un cuarto intento porque el proyecto va envejeciendo. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que el Estadio Olímpico es de 1994".

Además, hay que subrayar que otras grandes ciudades europeas como Roma, París o Berlín están preparando sus proyectos para próximos años y que el Comité Oímpico Internacional (COI) tiene interés en que los JJ OO viajen por los cinco continentes. En la lista preferente están Sudáfrica y la India.

El director del Servicio de Deportes de la Universidad de Navarra, Javier Trigo, observa el posible fracaso desde una perpectiva más deportiva. "En el deporte, triunfa el que no decae. El éxito está en intentarlo, pero es cierto que la candidatura ha creado mucha expectación y una derrota sería una decepción en la misma medida", advierte Trigo.

El director de la oficina para el alto comisionado de la Marca España, José Ángel López Jorrín, también sería "partidario" de insistir: "Cuando uno compite, a veces gana y a veces pierde".

¿Qué pasaría con las infrestructuras?

Durantez destaca una de las mayores pérdidas que tiene Madrid con la eliminación: "Se dejarán de crear 150.000 puestos de trabajo. España necesitaba este empuje económico para salir, definitivamente, de la crisis. También era bueno para los deportistas porque, a pesar de vivir en la edad de oro del deporte en cuanto a resultados, las circunstancias han obligado a las federaciones a recortar en becas y subvenciones. Hubiese habido más más dinero para ellos".

La Marca España no se vería necesariamente afectada por una derrota", comenta Jorrín, de Marca España

Lissavetzky añade la duda de qué se hará con las infraestructuras, las cuales, según recalca Madrid 2020 en su afán de austeridad, están construidas al 80%. "No sería nada bueno. La Peineta (futuro estadio olímpico) no me preocupa tanto porque su inquilino será en los próximos años el Atlético, pero a instalaciones como la Caja Mágica hay que buscarles alternativas. No puede ser que a lo largo del año solo organice el Masters de Madrid de tenis. ¿Y qué pasaría con el Centro Acuático, que está a medio construir?", comenta el político madrileño.

En este instante, aparece la figura de la privatización, pero Lizzavetzky comenta: "Habrá que ver primero si alguien privado quiere coger estas instalaciones".

Javier Trigo, de la Universidad de Navarra, opina que "las más importantes infraestructuras deportivas, de trasportes y hoteleras ya están realizadas, así que el impacto económico negativo tampoco sería muy grande".

La Marca España tampoco se ve "necesariamente" afectada, según José Ángel López Jorrín, de Marca España. "Una derrota no es una buena noticia, pero todo el mundo sabe de la gran cantidad de imponderables que hay en la votación. Madrid y España han demostrado la calidad de su proyecto", asegura Jorrín.

La baza de Botella

La derrota en Buenos Aires puede acarrear responsabilidades. En cuanto al COE, Durantez afirma que Alejandro Blanco, presidente de ese organismo y director de la candidatura Madrid 2020, "seguirá". "Le han elegido las federaciones y están reconociendo su trabajo. No es un deshonor perder porque Alejandro está dando el máximo".

Sobre Ana Botella, la alcaldesa de Madrid, Lissavetzky es prudente: "Desde luego, la Sra. Botella se ha implicado mucho y, aunque no es un ridículo caer por tercera vez, sí es un fracaso".

Fuentes cercanas al PP no esconden que Madrid 2020 era la mejor baza de Botella de cara a las elecciones municipales de 2015.

Consulta aquí más noticias de Madrid.