El temor a que los pantanos se vaciaran se ha hecho realidad. Sólo hay 442 hectómetros cúbicos en los diez embalses de la provincia de Granada y están a un 40,93% de su capacidad, cuando la media de los últimos ocho años era 59% y había 636 hm3.

Los pantanos se secan y la situación, según alertó ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Francisco Tapia, «es comprometida» para el abastecimiento urbano en el área metropolitana. Los embalses de Quéntar y Canales (los que suministran agua a Granada y su cinturón) se encuentran en alerta roja al estar, respectivamente, en un 28,57% y 22,86% de su capacidad.

El agua en las casas, dice el responsable de la CHG, «está garantizada», aunque el área metropolitana de Granada, junto a las Lomas en Jaén, es la zona de Cuenca del Guadalquivir (que abastece al 60% de la población andaluza) en la que más peligra el suministro.

De momento, advierte Jesús Huertas, presidente de Aguasvira (empresa del agua en 17 municipios del área norte del cinturón) «no habrá restricciones, aunque si no llueve es probable que tras el verano haya que comenzar a cortar». Algo parecido anunció hace un par de meses Emasagra (suministra al sur del área metropolitana y en la capital) cuando presentó su plan de sequía.

Los pozos del acuífero de la Vega son los que están salvado la situación. De los diez que existen Emasagra extrae agua de siete de ellos desde  julio y posiblemente abra el resto en los próximos meses. Además, está construyendo a marchas forzadas otros seis en Santa Fe. Aguasvira, por su parte, quiere que la toma de emergencia que traerá agua del pantano de Cubillas funcione antes de finales de año.

Los agricultores piden ahorro

«Las campañas de concienciación para el ahorro de agua son fundamentales», destaca Huertas. Los agricultores opinan igual que el presidente de Aguasvira y ayer hicieron un llamamiento a la población para que extreme las medidas de ahorro, ya que si la lluvia no cae, las primeras y más fuertes restricciones se producirán en el campo.