«Ahora no podemos obligarles a que se vayan a polígonos industriales, pero el Plan General nuevo sí lo hará», dijo ayer Sonia Castedo, concejal de Urbanismo.

De momento, el Consistorio instará a todos los comerciantes al por mayor del Ensanche y Centro (la mayoría de asiáticos y magrebíes) a que se trasladen a la nueva nave de la carretera de Ocaña, de 120 locales y que en breve empezará a construirse.

«Se hará en seis meses. Los comerciantes tendrán su tienda propia. Ahora pagan por un local de 30 m2 3.000 euros al mes», según Juan Zaragoza, edil de Comercio.