El condenado discutió con su mujer el 31 de mayo de 2005 en la vivienda que compartían en Alicante porque creía que mantenía relaciones con un vecino.

Te voy a tratar como a una puta


Durante la pelea, Neudo golpeó a su mujer delante del hijo de ambos y la obligó a ir a casa del vecino para pedirle explicaciones. La esposa de éste último negó la infidelidad y les convenció para volver a casa.

Una vez allí y cuando estaban en el dormitorio, el ahora penado pidió a la víctima que le realizara una felación, a lo que ella se negó.

Fue entonces cuando le dijo "te voy a tratar como a una puta". La golpeó, le bajó los pantalones y le introdujo "con fuerza su puño y parte del antebrazo en la vagina".

A continuación, la condujo hasta la bañera y volvió a repetir la agresión sexual por el ano.

La mujer sufrió múltiples desgarros en la vagina y en el recto por los que estuvo ingresada siete días.