La era victoriana, próspera y oscura, inspira a artistas actuales

  • Una muestra reúne más de 70 ejemplos neovictorianos de diseño gráfico, cerámica, muebles, taxidermia, artes decorativas, fotos, material audiovisual...
  • Fue la época de la Revolución industrial, de los descubrimientos, los avances médicos y la bonanza cultural del Reino Unido.
  • El periodo histórico marcado por la opulencia y el orgullo nacional estimula a creadores que resucitan la estética victoriana.
Papel de pared de inspiración victoriana creado por Timorous Beasties, un estudio de diseño de la ciudad escocesa de Glasgow
Papel de pared de inspiración victoriana creado por Timorous Beasties, un estudio de diseño de la ciudad escocesa de Glasgow
© Timorous Beasties

Es recordada como la edad dorada de un imperio, un momento de descubrimientos y exploración, de cambio político y económico. En el Reino Unido, los 63 años que duró la época victoriana estuvieron marcados por un exacerbado sentimiento de orgullo nacional. Fue un momento de renovación arquitectónica, de bonanza en el arte y en la literatura; los avances médicos y la mejora de las condiciones de vida se tradujeron en una explosión demográfica. En la otra cara de la moneda, el trabajo infantil, la prostitución y los abusos convivían con una supuesta moral rígida e inquebrantable.

Como colofón del ideal victoriano se organizó en Londres en 1851 la Great Exhibition, una exposición universal pensada para mostrar lo último en el progreso de la tecnología y de la industria, las maravillas del conocimiento científico, el poder del Reino Unido en las colonias... Lo principal era dejar claro al mundo la posición privilegiada del país como promotor y líder de la Revolución industrial.

No es de extrañar que una era tan opulenta siga resultando estimulante más de siglo y medio después. Victoriana: The Art of Revival (Victoriana: el arte del renacer) —en la Galería de Arte Guildhall de  Londres, a partir del 7 de septiembre y hasta el 8 de diciembre— es la primera exposición en el Reino Unido que repasa en profundidad el prolongado y renovado interés por la época de prosperidad y estabilidad política que correspondió al reinado de la reina Victoria, de 1837 a 1901.

Atraídos por el lado oscuro

Más de 70 ejemplos de diseño gráfico, cerámica, muebles, artes decorativas, fotografía, material audiovisual e incluso un resurgimiento de la taxidermia avalan que los artistas actuales siguen acudiendo con frecuencia al legado estético de la época en busca de inspiración. La pinacoteca, que cuenta con una gran colección de pintura victoriana, completa la perspectiva histórica con obras de 28 autores contemporáneos que capturan la esencia y la diversidad de lo neovictoriano.

No sólo se sienten atraídos por los aspectos más luminosos del periodo, sino también por la parte oscura entre la que se encuentran los crímenes de Jack el Destripador en 1888, la miseria en las novelas de Charles Dickens, el romanticismo oscuro de las hermanas Brontë o los sinsentidos lúdicos de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll.

Paula Rego hace en una serie de ilustraciones una revisión siniestra de Jane Eyre, el clásico de la literatura gótica de Charlotte Brontë; Yinka Shonibare crea en fotografía y vídeo una versión de la novela El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, Alannah Currie firma con el nombre de Miss Pokeno una instalación en la que inserta en la parte trasera de un sillón dos zorros taxidermizados; Yumiko Utsu une la ilustración victoriana al surrealismo sustituyendo en una pintura el rostro femenino del retrato por un pulpo, una fusión por la que también opta Dan Hillier en uno de sus grabados alterados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento