Zoido considera una "farsa y un fraude" el debate de investidura y reclama elecciones andaluzas anticipadas

Afirma que si Griñán fuera un presidente "digno" y no tuviera "miedo", se quedaría para averiguar de verdad lo que ha pasado en el caso ERE
Juan Ignacio Zoido, este miércoles
Juan Ignacio Zoido, este miércoles
EUROPA PRESS

El presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ha calificado este miércoles de una "farsa y fraude" a la democracia el debate de investidura del nuevo presidente de la Junta de Andalucía que se desarrollará la próxima semana en el Parlamento y en el que previsiblemente será elegida la actual consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, y ha reclamado la convocatoria de elecciones autonómicas. Ha indicado además que si José Antonio Griñán fuera un "presidente digno" y no tuviera "miedo", se quedaría para averiguar todo lo que ha pasado con el caso de los ERE.

En rueda de prensa tras una reunión del Comité de dirección del PP-A, Zoido ha manifestado que el debate de investidura que se celebrará la próxima semana tiene "dudosa legitimidad política" y lo ha llegado a calificar de "una aberración e indignidad", por cuanto la futura presidenta será fruto del "dedazo", como en su día lo fue José Antonio Griñán, y no de las urnas.

"No se trata de un debate de investidura, sino de un traspaso de poder", según ha señalado el dirigente popular, que ha querido dejar claro que su partido "no va a participar de esta farsa". Ello no quiere decir que el PP-A no vaya a estar en ese debate, según ha indicado Zoido, apuntando que participarán "en las condiciones que el partido crea más conveniente" y, de hecho, será él quien intervenga en el mismo.

Zoido tampoco ha desvelado si el PP-A propondrá un nombre para ese debate de investidura al presidente del Parlamento, Manuel Gracia, en la ronda de conversaciones que mantendrá el viernes con los portavoces parlamentarios.

Para Griñán, es excesivo que en Andalucía se hayan llevado a cabo dos debates de investidura en cuatro años por el método del "dedazo", con José Antonio Griñán en su día, cuando sucedió a Manuel Chaves al frente de la Junta, y ahora con Susana Díaz.

Para el presidente del PP-A, lo ideal para Andalucía en estos momentos es que se produzca un cambio de gobierno y que sean los andaluces los que elijan en las urnas el signo político del mismo. Se ha mostrado convencido de que, con el PSOE-A en la Junta, esta comunidad no tendrá nunca un gobierno a la altura de las circunstancias.

"Hay que dejar en manos de los andaluces la decisión que PSOE-A e IULV-CA quieren tomar", según ha recalcado Juan Ignacio Zoido, para quien esos partidos solo apuestan por mantenerse en el poder y repartirse los sillones.

Ha querido dejar claro además que el PP-A estaría preparado para afrontar un adelanto electoral, aunque en este momento aún no se haya anunciado quién sería el candidato a la Presidencia de la Junta. "Pase lo que pase y ante cualquier escenario, el PP-A está preparado para todo", ha sentenciado Juan Ignacio Zoido, quien ha recalcado que el partido tomará la decisión sobre el candidato a la Junta en el momento en que considere mejor para los andaluces.

Zoido ha señalado que mantiene conversaciones constantes con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, sobre este asunto y que sobre la mesa hay varios escenarios. No ha querido desvelar el contenido de esas conversaciones, pero ha dejado claro que Rajoy y De Cospedal tienen una preocupación constante por que Andalucía funcione cada vez mejor.

Preguntado sobre si contempla una posible salida del grupo parlamentario popular en la Cámara andaluza del expresidente regional del partido Javier Arenas, Zoido ha señalado que esa posibilidad no la ha barajado en ningún momento.

"huyendo acorralado por la justicia"

El presidente del PP-A ha manifestado que José Antonio Griñán ha sido el "peor presidente" de la Junta de Andalucía, que ahora sale "huyendo, acorralado por la justicia" y "mintiendo" al Parlamento, cuando dijo que se iba a mantener hasta el final de la legislatura y que no se iba por el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE).

Ha agregado que Griñán dimite, pero dejando "todo atado para que no cambie nada" y manteniendo el "mando político" del PSOE-A porque conserva el puesto de secretario general del partido. Asimismo, ha indicado que Griñán se marcha "aferrándose" a su escaño en el Parlamento y a un nuevo en el Senado para mantenerse "aforado".

Para Zoido, la "huida" de Griñán deja a los andaluces dos grandes lastres: la "mayor trama de corrupción" de España y la tasa de paro más elevada del país. "Se va sin pedir perdón y sin asumir responsabilidades políticas", según Zoido, para quien si Griñán fuera un presidente "digno" y no tuviera "miedo", se quedaría para averiguar de verdad lo que ha pasado en el caso de los ERE y para que se devuelva hasta el último céntimo de dinero público que se haya utilizado indebidamente.

Según el líder del PP-A, la trama de los ERE no es exclusiva de Manuel Chaves, de José Antonio Griñán o de los que han sido imputados en el caso, sino que es una "trama del PSOE, que ha sabido utilizarla para ganar elecciones durante muchos años".

Zoido ha insistido en que Andalucía necesita un gran cambio de políticas al que PSOE-A e IULV-CA se resisten, ya que se limitan a favorecer un "traspaso de poderes para que todo siga exactamente igual".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento