Rosalia Iglesias, esposa de Luis Bárcenas
Rosalia Iglesias, mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, a la salida de la Audiencia Nacional, tras declarar ante el juez Pablo Ruz. Ballesteros / EFE

El juez de guardia de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha decidido continuar con los trámites para embargar los bienes de Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, a pesar de que no se haya presentado este miércoles en el tribunal por considerar "redundante" su citación.

El juzgado de Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, la citó para con el fin de que se le comunicara en persona el embargo de sus bienes para cubrir la fianza civil de 6 millones que le impuso y que no pagó, así como concederle un plazo de tres días para que designara una lista de bienes susceptibles de embargo.

Sin embargo, la defensa de Iglesias presentó el martes un escrito en la Audiencia Nacional afirmando que este trámite era "tan innecesario como repetitivo" porque ya se le citó el 2 de agosto, aunque, según fuentes jurídicas, en ese caso se trataba de cumplimentar otro trámite, en concreto comunicarle la fianza para que la pagara.

En ese escrito, la mujer también asegura que en tres días, tal y como dicta la ley, haría "la oportuna designación de bienes" para que se proceda a su embargo. Después de que la mujer de Bárcenas no acudiera a la cita, el secretario judicial de Ruz se ha reunido con Pedraz para decidir qué medidas tomar y este juez ha dictado una providencia dando por cumplido el trámite, pero en ella indica que no está de acuerdo con las alegaciones de Iglesias.

Recibida por preferentistas

Pedraz añade que, una vez Iglesias entregue la lista de sus bienes o transcurran los tres días legales de plazo para ello, se seguirá con el proceso de embargo. Iglesias estaba citada a las nueve de la mañana en el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia, donde la esperaban numerosos periodistas y unos perjudicados de las preferentes de Bankia a gritos de: "Esa mujer, a Soto del Real también".

El juez Ruz le impuso el pasado 31 de julio esta fianza, destinada a afrontar las responsabilidades pecuniarias ante una eventual condena por los delitos que se le imputan -fraude fiscal, cooperación en delito de blanqueo de capitales, falsedad documental y tentativa de estafa procesal-.

En estos casos, el juzgado da primero un plazo para que el imputado pague la fianza y de no hacerlo inicia el embargo y le requiere que señale bienes. Si no lo hace, se acude a la lista de propiedades que consta en los archivos de la Administración. De estos bienes se comenzará a embargar el dinero o cuentas corrientes y luego, por este orden, los créditos y títulos, las joyas u objetos de arte, las rentas, los bienes muebles, los inmuebles y el salario.

Declaró y no ingresó en prisión

Iglesias compareció el pasado día 28 de junio ante el juez Ruz aunque a diferencia de su marido -que ingresó por la tarde en la prisión de Soto del Real (Madrid)- quedó en libertad sin medidas cautelares. Está imputada por un delito contra la Hacienda Pública, otro como cooperadora necesaria en el blanqueo de capitales del que se acusa a su marido, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa.

El juez ya acordó a finales de julio requisar las propiedades inmobiliarias El juez impuso esta fianza tras calcular las cuotas presuntamente defraudadas por la mujer de Bárcenas en concepto de IRPF. La Fiscalía Anticorrupción solicitó una fianza de 5.975.000 euros mientras que la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE) pidió otra de 3.058.984 euros.

La Audiencia Nacional, que también ha ordenado recabar de forma telemática a través del Punto Neutro Judicial la información correspondiente a la situación económico-patrimonial, ha iniciado de esta forma los trámites de embargo de los bienes de Iglesias tras haberse agotado el plazo de diez días que Ruz concedió para que depositara la fianza. El juez ya acordó a finales de julio requisar las propiedades inmobiliarias y cuentas de su marido, al no haber podido reunir la fianza de 43,2 millones de euros que le había impuesto.

Las cuentas de su marido, embargadas

En concreto, el juez Ruz embargó cuentas corrientes de Bárcenas con un saldo de 700.000 euros y una serie de siguientes propiedades: su domicilio familiar y una plaza de aparcamiento en la calle Príncipe de Vergara de Madrid, una vivienda en el barrio de Peñagrande, y el cincuenta por ciento de un chalet y dos plazas de garaje en el municipio de Naut Aran (Lérida), cerca de la estación de esquí de Baqueira Beret. Estas actuaciones fueron ordenadas sin perjuicio de las restantes medidas de bloqueo sobre el resto de cuentas bancarias de las que dispone en el extranjero.

En un auto sobre la situación procesal de Rosalía Iglesias, Ruz concretaba que se encuentra imputada por un delito contra la Hacienda Pública por el IRPF correspondiente a 2006, en relación con un ingreso en efectivo de 500.000 euros en una cuenta de Caja Madrid a su nombre, lo que determinaría una cuota eventualmente defraudada superior a los 222.112,58 euros.

Igualmente, la Fiscalía Anticorrupción atribuye a la esposa de Bárcenas delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el IRPF de 2002 y 2003 por las declaraciones conjuntas que presentó con Bárcenas en dichos ejercicios y en las que omitió "ingresos y rentas generados en ese periodo". De esta forma, las cuotas eventualmente defraudadas ascenderían por el momento, y sin perjuicio de una liquidación definitiva, a 307.850,86 respecto de 2002 y de 1.179.670,4 en relación con el año siguiente.

Las tres cantidades suman un total de 1.709.569 euros, por lo que la multa por el delito de fraude fiscal (el triple de la cuota defraudada) alcanzaría la cifra de 4.068.785,64 euros. Atendiendo a las multas previstas por el delito de estafa procesal en grado de tentativa (18.000 euros), por el delito de falsedad en documento mercantil (36.000 euros) y el delito de blanqueo de capitales (350.000 euros), Ruz impuso la fianza total de 6 millones de euros.

Tres pisos en Marbella

Rosalía Iglesias tiene a sus nombre al menos tres pisos en Marbella (Málaga) y otro en la localidad granadina de Monachil, en el valle de Sierra Nevada (Granada), según un informe de la Agencia Tributaria que fue remitido al juez del 'caso Gürtel', Pablo Ruz, en junio pasado. El escrito hacía una primera estimación de las cuotas que Bárcenas podría haber defraudado a Hacienda y señalaba que en el caso de su mujer no existían "diferencias significativas" entre los saldos de sus cuentas bancarias y los que declaró a la Administración fiscal.

La Agencia Tributaria refería que entre las propiedades a nombre de la esposa del extesorero se encontraban al menos estos cuatro inmuebles, a los que hay que sumar el 50 por ciento de una vivienda unifamiliar y dos plazas de garaje en el municipio de Naut Aran (Lérida), cerca de la estación de esquí de Baqueira Beret, recogidos en un auto dictado por el juez Ruz en julio pasado.    Una de las viviendas de Marbella era definida como un "apartamento de lujo" en la urbanización Guadalmina, según las notas internas de los trabajadores del Lombard Odier, en el que Bárcenas llegó a tener 26,9 millones de euros en el año 2007.