La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó este miércoles que el Ejecutivo está negociando con la Iglesia su colaboración para el acogimiento y la atención de menores inmigrantes.

El Gobierno va a pedir un esfuerzo todavía mayor a las comunidades autónomas

Durante un desayuno informativo, Fernández de la Vega agradeció el ofrecimiento de la Iglesia, el trabajo de las ONG que ya acogen menores (con financiación del Ejecutivo) y la solidaridad de los gobiernos regionales, aunque avanzó que el Ejecutivo va a pedir "un esfuerzo todavía mayor a las comunidades autónomas, porque es un problema que tenemos que asumir entre todos".

La vicepresidenta apuntó que, dentro del respeto y la autonomía a sus funciones respectivas, las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno son "cordiales, de cooperación y colaboración", y enmarcó en ese contexto el acuerdo de financiación y los esfuerzos para alcanzar un consenso en materia de educación, "donde hay una importante aproximación".

Según explicó, en el área de la política migratoria y el acogimiento de menores la Iglesia ha ofrecido "toda su colaboración", por lo que confió en poder acordar "una línea de trabajo" en esa materia.

Fernández de la Vega destacó el acuerdo alcanzado con todas las comunidades para recibir a menores extranjeros no acompañados trasladados desde Canarias y subrayó el esfuerzo que están realizando muchas de ellas, como Andalucía o Cataluña, que no pueden hacer "un mayor esfuerzo" porque ya acogen ellas por sí solas a muchos niños.

Junto a esta cuestión, Fernández de la Vega destacó la importancia de trabajar con los países de origen de los inmigrantes para crear centros ocupacionales y de formación que permita la repatriación con todas las garantías de los menores que lleguen a España.

"La ayuda de la Iglesia no es nueva"

Por su parte, la Conferencia Episcopal preció este miércoles que la ayuda de la Iglesia en materia de inmigración "no es algo nuevo" y que "no se puede deducir" que se vaya a firmar un "acuerdo marco" al respecto.

Fuentes Episcopales admitieron que había habido una "solicitud" por parte de la Administración Central a la Iglesia, pero negaron que haya o vaya a haber un acuerdo al respecto.