Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas por un presunto delito contra la salud pública, al ser interceptadas las dos embarcaciones en las que viajaban y con las que pretendían introducir en España un cargamento de hachís, repartida en 42 fardos, que han alcanzado un peso total de 1.260 kilos.

En el marco del dispositivo de lucha contra el narcotráfico, que la Guardia Civil tiene en marcha en colaboración con otras policías europeas, durante la tarde de este pasado viernes se detectó la presencia de dos embarcaciones que "a toda velocidad" se dirigían hacia las costas españolas. Concretamente, el rumbo de estas dos lanchas 'fueraborda' era hacia Isla Cristina (Huelva), por lo que los operadores del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) pusieron en marcha los planes de interceptación programados, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

De esta manera y en prevención de que ambas embarcaciones pudieran llegar a tierra, la Guardia Civil ha indicado que "se desplegaron a lo largo de toda la costa un amplio número de patrullas para bloquear el litoral onubense". De igual manera, se dio aviso a los servicios de interceptación en mar, a través del Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil, que puso a disposición del dispositivo el avión que en ese momento se encontraba en vuelo, tratándose de una aeronave de la Guardia de Finanzas de la República Italiana, cuyos agentes iniciaron el control aéreo de las barcas sospechosas.

A la misma vez, dos patrulleras de la Guardia Civil bloquearon la costa de Cádiz y de Huelva, para evitar que las embarcaciones "sospechosas" entraran en alguna de las dos provincias, junto con una patrullera de la Guardia Nacional Republicana de Portugal que hacía lo propio en sus costas, explica.

A las 15,30 horas, el avión ya había tomado contacto visual con las 'fuerabordas', "no abandonando en ningún momento el seguimiento e informando constantemente de la situación a los medios marinos". Así las cosas, la patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Huelva avistó a las embarcaciones, y después de una "breve" persecución, se produjeron sendos abordajes con el resultado de la detención de tres personas, y la interceptación de la droga, labores en las que, según la Benemérita, "se contó con el apoyo de una patrullera portuguesa".

Los detenidos son tres ciudadanos españoles que permanecen en las instalaciones de la Guardia Civil de Huelva, hasta que sean puestos a disposición judicial. La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Huelva ha instruido las correspondientes diligencias que serán puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

Consulta aquí más noticias de Huelva.