Protesta okupa
Unos 30 jóvenes han protestado en la plaça Sant Jaume contra el desalojo de Kan Marina. (Eros Albarrán) EROS ALBARRÁN
Los Mossos d'Esquadra han desalojado una casa 'okupada' en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona sin que se hayan registrado incidentes.

El desalojo se inició sobre las 6.30 horas en una casa situada en el número 4 de la calle Mireia conocida como 'Kan Mireia', que estaba ocupada desde hacía diez años, según fuentes del colectivo 'okupa'.

El colectivo okupa se ha concentrado en la Plaça Sant Jaume para protestar por este desalojo y posteriormente los manifestantes se han dirigido a la sede de Iniciativa per Catalunya-Verds, partido del conseller de Interior, Joan Saura.

Saura ha manifestado que no se están intensificando la presión contra los okupas respecto al año pasado en el que recordó que hubo 60 actuaciones.

"No se está actuando con más contundencia sino que se está aplicando las decisiones de los jueces", ha manifestado Saura.

Los okupas se han concentrado en la Plaça Sant Jaume y luego han ido a la sede de Iniciativa
La protesta se suma a las convocadas para este viernes por el desalojo del casal 'Mambo', en Ciutat Vella , y para el sábado por la acción de los Mossos de este miércoles, que estaba prevista para el lunes 15 de enero.

Dormían cuatro personas

En el interior de la casa había cuatro personas aunque los 'okupas' aseguran que era un centro social
Los Mossos entraron en la casa y hallaron a cuatro personas en su interior, a pesar de que según los 'okupas' la casa sólo ejerce de centro social y no de vivienda.

Un grupo de jóvenes se ha desplazado hasta la casa para recoger los objetos personales que tienen en el interior de 'Kan Mireia'. Había electrodomésticos, bicicletas, mesas, sillas, carteles y todo tipo de objetos que se han llevado en vehículos.

Adelantaron el desalojo

El desalojo estaba previsto para la semana que viene pero un auto urgente del juez llevó a los Mossos a actuar en la mañana del miércoles.

En el último mes se han intensificado los desalojos okupas en Barcelona a la vez que su alcalde, Jordi Hereu, manifestó el martes que el movimiento okupa está perdiendo fuerza en la ciudad.

Es el tercer desalojo que se realiza en Barcelona en lo que se lleva de año después del de la calle Segre, también en Sant Andreu, la semana pasada y el que tuvo lugar el lunes en un edificio de la calle Arc del Teatre en Ciutat Vella.

Arraigado al barrio

Un auto urgente del juez ha adelantado una semana el desalojo del edificio, donde se construirá vivienda nueva
Kan Mireia era utilizado como centro social para los niños y las personas mayores del barrio, según ha explicado Juan, uno de los 'okupas', a Catalunya Ràdio.

"Estamos en la comisión de fiestas, en el interior del edificio hay una tetería, una pizzería, una sala de juegos y dejábamos material a los vecinos del barrio", afirmaba este 'okupa' vecino de toda la vida de Trinitat Vella.

El edificio servirá ahora para construir vivienda nueva para ponerla a la venta.

Por ahora, se ha cambiado la cerradura de la puerta y los dueños del inmueble deberán decidir si se tapian las entradas o se pone vigilancia para evitar que vuelvan a entrar ilegalmente.