Así lo decidieron ayer en Valladolid el consejero de Educación y los rectores, que prefieren adaptarse a la convergencia de títulos con Europa un poco más tarde, ya que el documento que les envió el Ministerio para facilitar la adaptación «sigue sin aclarar múltiples cuestiones» y el calendario que fija hasta la unificación definitiva en 2010 « es poco viable».