Los cuentos escritos durante su convalecencia por un paciente ingresado en el Hospital Mateu Orfila de Maó se emitirán en un programa radiofónico de Onda Cero Menorca.

Así, dos pacientes ingresados en habitaciones cercanas del Hospital Mateu Orfila de Maó y las visitas nocturnas de personajes de cuento en busca de consejo a múltiples problemas son el punto de partida de una serie de relatos que combinan realidad, ficción, fábula, fantasía y también sarcasmo.

'Jolines, ¡cómo ha cambiado este cuento' es el título de esta serie de diez historias que el paciente Rafa Ayala escribió durante su larga estancia de más de tres meses en el centro hospitalario y en los que ha plasmado buena parte de su experiencia vital como paciente, según han explicado este martes fuentes del centro menorquín.

"Esta serie de historias son testimonio de la capacidad de superación personal que ha demostrado Rafa Ayala en todo su proceso de convalecencia y recuperación, de su entusiasmo por vivir el presente y de utilizar sus aficiones como la escritura y la fotografía como recursos para afrontar el día a día y para lanzar un mensaje de optimismo a allegados y desconocidos, un mensaje que resume en dos frases: "Tú sí puedes" y "Todo lo que va bien, tiende a mejorar", han subrayado desde el Hospital Mateu Orfila.

Así, la emisora Onda Cero Menorca, donde Ayala es colaborador habitual, ha editado las historias y, desde este miércoles, se pueden escuchar a través de la radio a las 13.00 horas. "Gracias a la colaboración de todos, un producto normal se ha convertido en un material de primera división", ha comentado el autor.

Ayala se reunió el pasado viernes con el gerente del Hospital, Manuel Yebra, con el fin de entregarle una copia de las grabaciones de los diez cuentos, de unos 20 minutos cada uno, en los que aparecen personajes como Caperucita Roja, Los tres cerditos, el Patito Feo, Alicia en el País de las Maravillas o Aladino, entre otros muchos, y por donde también asoman profesionales del centro convertidos en personajes del mundo de fantasía que ha recreado Ayala.

"En un lugar donde nadie se quiere ver, he tenido mucha suerte. En el Hospital Mateu Orfila me he sentido como en casa y sólo puedo decir cosas buenas de la atención recibida en todos y cada uno de los diferentes servicios en los que he estado. Sin duda, es un hospital referente en humanidad", ha asegurado.