Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido al propietario de una peluquería de Burgos, cuya identidad responde a las iniciales L.M.L.N, por vender presuntamente productos textiles falsificados, según ha informado la Subdelegación de Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Las investigaciones se iniciaron después de que los agentes observaran un "inusual" tránsito de personas en este establecimiento que pudieron vincular a la compra de una amplia gama de productos textiles.

La inspección realizada en el local por parte de los policías permitió intervenir gran cantidad de prendas falsificadas de diversas marcas, de las cuales el ahora detenido, contra el que pesa un delito contra la propiedad industrial, reconoció su propiedad e indicó que estaban destinadas a la venta entre los clientes de la peluquería.

Se han intervenido alrededor de trescientos artículos falsificados entre camisetas, polos, ropa interior, zapatos, pantalones, ropa deportiva, cinturones, camisas y bolsos. Asimismo, continúan las investigaciones para averiguar la procedencia de dicha mercancía, con el fin de establecer los canales de fabricación y distribución de este tipo de productos.

Esta actividad de venta de productos falsificados genera, según las mismas fuentes, un alto beneficio económico mediante la comercialización en el mercado negro, pues elude todo tipo de control tributario, ya que se trata de artículos que se venden sin factura, ni recibo de compra y cuyas transacciones se realizan en mano y en metálico, además de no ofrecer "ningún tipo de garantía" sobre la calidad y seguridad de los productos elaborados.

Consulta aquí más noticias de Burgos.