Cuatro meses esquivando el peligro
Los vecinos y peatones que caminan por la calle Arcebispo Xelmírez, en el entorno de la plaza Elíptica, deben esquivar una valla que alerta del peligro de desprendimientos. (M. Vila)
Por el momento, no ha habido que lamentar daños personales, aunque los vecinos reclaman una solución al problema.