Poner freno al abandono del rural. Ése es el objetivo de un plan de choque que pondrá en marcha este año la Xunta, con el que se hará un inventario de las viviendas existentes en todos los pueblos de la comunidad (el 50% se revisará este año) para conocer su estado.

Este plan lo harán conjuntamente la Consellería de Vivenda y la de Medio Rural, que facilitará la cartografía necesaria para poder analizar cada una de las edificaciones. Una vez hecha esta foto fija, crearán un catálogo para conocer cuántas casas están desocupadas, ver en qué condiciones se encuentran y así rehabilitarlas e incluirlas en bolsas de alquiler.

«El objetivo es fomentar la recuperación de viviendas, impedir la construcción de forma desordenada y dotar de servicios al medio rural para fijar o incluso recuperar población», señaló el titular de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal. De hecho, en el último año, 214 de los 315 ayuntamientos que hay en Galicia perdieron población y ya hay 8.000 núcleos rurales en la comunidad con un censo de sólo 10 habitantes.

La Xunta destinará 900.000 euros en los próximos meses para la elaboración de este inventario. Pero esta medida no es la primera que se realiza para revitalizar los pueblos gallegos. El Plan de Vivenda 2006-2010, propuesto por el anterior gobierno de la Xunta, incluía subvenciones de hasta el 30% para las personas que comprasen núcleos rurales enteros con el fin de rehabilitarlos. Después, esas casas sólo se podían vender a familias con bajos ingresos.

Aunque las ayudas al final no se concedieron, algunos vieron en este cartel de «pueblos a la venta» una buena idea para conseguir localidades abandonadas a precio de ganga.

Hace sólo un par de años, tres pequeños núcleos de Lugo se vendieron en Internet a 180.000 euros cada uno.

Piedra y madera para las casas

Además de la recuperación del medio rural, el protocolo firmado ayer entre la Consellería de Vivenda y la de Medio Rural incluye potenciar el uso de la madera autóctona para rehabilitar y levantar casas. La Xunta también quiere que el Ministerio de Vivienda incluya la piedra como elemento estructural en la construcción, ya que el actual Código Técnico de la Edificación estatal no recoge esta tipología de material. «La piedra y la madera se utilizaron durante siglos en nuestra arquitectura, forman parte de nuestra historia», destacó la titular de Vivenda, Teresa Táboas.