Los placeros del mercado de Palavea tendrán que mover sus puestos en los próximo días, ya que el Ayuntamiento iniciará esta misma semana las obras de remodelación de esta plaza, la quinta que se reforma en los últimos tres años. La concejala de Infraestructuras, Mar Barcón, visitó ayer a los vecinos de este barrio para explicarles el proyecto, que incluye la demolición de una de las naves del actual mercado para mejorar el entorno del edificio y convertir un lateral en zona peatonal.

Las obras se realizarán manteniendo la actividad comercial y en una primera fase los placeros trasladarán sus puestos a otra parte del mercado para poder iniciar las demoliciones.

En las siguientes fases, la empresa Aldasa, encargada de estas obras, derribará la tabiquería interior del resto del mercado y sustituirá la actual cubierta por otra de aluminio con lucernarios.

Además de la reforma de las instalaciones de esta plaza de abastos, el Ayuntamiento abrirá aquí un nuevo espacio público con la construcción de una plaza de 190 metros cuadrados que servirá de antesala de entrada al mercado.

También levantará un local destinado a quiosco, además de acondicionar el entorno con bancos, árboles y nuevo alumbrado. Las obras durarán tres meses y costarán 242.000 euros.