Prado urge a PSOE y BNG a aclarar su postura sobre el terrorismo y reivindica que el PPdeG condenó el franquismo en 2008

Distingue el "exceso verbal puntual" del regidor de los "constantes excesos" del ya exedil del BNG que insultó a la vicepresidenta
La portavoz del PPdeG, Paula Prado
La portavoz del PPdeG, Paula Prado
EUROPA PRESS

La portavoz del PPdeG, Paula Prado, ha emplazado a PSdeG y BNG a decir "cuál es su verdadera ideología con respecto al terrorismo" y, tras lamentar la falta de "unanimidad" en distintos municipios en torno a una moción para condenar los actos de Resistencia Galega, ha reivindicado que su formación, en Galicia, votó a favor de reprobar el franquismo "en 2008".

En una rueda de prensa que Prado ha comenzado censurando la colocación de "una bomba" en una oficina bancaria en Vigo, ha proclamado que "el PPdeG condena sin dobleces, unido y en voz alta a los que utilizan los artefactos explosivos para ser oídos". Frente a ello, ha criticado que otras fuerzas amparen actos de este tipo o "no sean claros" al respecto.

Precisamente, en la necesidad de que "todos los partidos se unan en una sola voz para expresar su rechazo a la utilización de la violencia", ha enmarcado la moción que su formación registró en todos los ayuntamientos gallegos y que ya se ha votado en 91, con una adhesión irregular de otras fuerzas. "Es alarmante", ha lamentado.

Según los datos que ha ofrecido, sin aclarar los motivos esgrimidos por las distintos grupos municipales, el PSOE rechazó esta iniciativa en 11 ayuntamientos y se abstuvo en 14; el BNG se opuso en 40 localidades y no la votó en 15; y otros partidos no la secundaron en una decena de ocasiones y se abstuvieron en 11.

"No conozco todas las razones, pero creo que ningún partido demócrata debería tener dificultades para hacer un rechazo al terrorismo y al uso de la violencia para imponer una ideología y unas ideas concretas", ha argumentado la portavoz popular.

"desafortunadas" palabras en baralla

Uno de los lugares donde esta moción únicamente salió adelante con los ocho votos del PP, en una corporación de 11 asientos, fue Baralla. En este municipio lucense, el único edil socialista pidió extender la condena a cualquier tipo de violencia, como los crímenes de la dictadura, y no ceñirse sólo a los actos perpetrados por Resistencia Galega, ante lo cual recibió del alcalde la respuesta de que "los condenados a muerte será que lo merecían".

Al respecto, Paula Prado ha juzgado "desafortunadas e inaceptables" esas palabras sobre "un momento muy duro" que "España supo superar con una Transición modélica". "No las compartimos", ha abundado, pero ha valorado que el propio regidor "pidió disculpas" por "un exceso verbal" que tuvo lugar en "el fragor de un debate municipal".

"chochito de oro"

Así, ha proseguido, el PPdeG ha decidido "aceptar" sus "disculpas inmediatas" porque "no es su forma de pensar" y, tras ser preguntada, ha distinguido este caso del que terminó con la dimisión de un edil del BNG en Cambados (Pontevedra), Xaquín Charlín, tras llamar "chochito de oro" a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Y es que el nacionalista, a su juicio, acumulaba "constantes excesos" en su blog personal. "No parece una cuestión puntual, sino un ideario", ha incidido Prado, y ha puntualizado que ella misma pidió su dimisión entonces porque creía "inaceptable" un comentario "más" de este tipo.

"ratifica" la condena del franquismo

En cuanto al franquismo, Prado ha puesto en valor que su partido condenó "en 2008 en el Parlamento gallego" la dictadura. "Y, si hace falta, ahora mismo digo aquí que ratifico esa votación y esa condena del franquismo", ha enfatizado.

A renglón seguido, ha contrastado esa actuación con la "falta de coherencia" de los socialistas y los nacionalistas gallegos, que han mantenido posiciones dispares en la votación de la mencionada moción sobre el terrorismo en los distintos ayuntamientos.

Pese a que esto también ocurrió en filas populares con mociones relativas a la condena de la dictadura en España, la dirigente popular ha insistido en que la posición del PPdeG está fijada a través de su dirección y de su grupo parlamentario.

Por ello, ahora, a su juicio, son las cúpulas de PSdeG y BNG las que "deberían decir cuál es su criterio sobre el terrorismo y el uso de la violencia". "La radicalidad, la violencia y las bombas no caben ni en la sociedad ni en la política gallega", ha sentenciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento