Henrique Capriles
El líder opositor venezolano Henrique Capriles ofrece una declaración a periodistas el 24 de abril de 2013, en Caracas (Venezuela). EFE/ BORIS VERGARA

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela declaró "inadmisible" la impugnación de las elecciones presidenciales del 14 de abril presentada por el líder opositor, Henrique Capriles, y otros recursos similares. "Se declara inadmisible la demanda", anunció Gladys Gutiérrez, presidenta del tribunal, en referencia a la petición de la oposición de anular las elecciones y convocar a nuevos comicios.

No vamos a esperar más por el TSJ, vamos a instancias internacionales

La magistrada presidenta de la instancia ha asegurado que la declaración de "inadmisible" de los diez recursos interpuestos sobre las elecciones presidenciales "fue por unanimidad" por considerar que "no se explicaron detalladamente los hechos en los cuales se registraron las irregularidades".

"Corresponde hacer una acucioso examen para estimar la procedencia de estas demandas, en consecuencia corresponde a los reclamantes exponer de manera clara, precisa y completa la circunstancias cuyo acaecimiento encuadre en los supuestos de nulidad que la ley ha establecido", ha afirmado, según declaraciones recogidas por los medios locales.

Por su parte, el opositor venezolano Henrique Capriles anunció este martes que en los próximos días acudiría a instancias internaciones para intentar impugnar los resultados de las elecciones presidenciales del 14 de abril, dando por perdidas sus alegaciones ante el Tribunal Supremo, al que acusó de "violentar la legalidad". "No vamos a esperar más por el TSJ, vamos a instancias internacionales", aseguró el actual gobernador de Miranda. El candidato derrotado en las pasadas elecciones aseguró que tienen todos los requisitos y el derecho, además de "toda la documentación, para acudir a organismos fuera de las fronteras venezolanas".

Capriles acude al ámbito internacional tras dar "por agotada las instancias internas" y porque, de haberse producido una decisión positiva para su causa, "sería comprometedor para el Gobierno (de Nicolás Maduro) darle la espalda".