La totalidad de bomberos que estaban de turno en los parques vigueses de Teis y Balaídos, así como otros que estaban en sus casas y otros que habían tenido un curso de buceo acudieron al incendio que ha comenzado este miércoles en la nave de Frigoríficos Berbés, en la Avenida Beiramar, el cual todavía sigue activo.

Según informan a Europa Press fuentes de los servicios de extinción, el aviso del incendio se recibió pasadas las 14.00 horas y, pasadas las 21.00 horas, todavía quedan efectivos en el lugar, puesto que queda un foco sin extinguir en una de las cámaras —que tiene corcho—, sigue habiendo mucho humo y también es necesario refrescar la gran cantidad de rescoldos.

Las mismas fuentes explicaron que, nada más llegar, vieron que el incendio tenía "mucha virulencia y extensión" y "salía por tres caras del edificio" por lo que, si bien quisieron entrar en un principio, tuvieron que recular y dejarlo para más tarde. De hecho, hasta aproximadamente las 16.00 horas no pudieron acceder al interior de la nave.

En el exterior, se levantaba una gran y densa humareda que era visible desde varios puntos de la ciudad. También llegaba a distintas zonas el olor del material quemado dentro de esta nave sin actividad.

Las zonas afectadas son las plantas segunda y tercera y también el techo, parte del cual se vino abajo. Asimismo, en un lateral hay una gran grieta y un desprendimiento de parte de esa fachada.

En cuanto a las causas del incendio, los bomberos indican que por ahora se desconocen. La nave no alberga actividad —la empresa a la que pertenece está en liquidación— y en el momento del incendio no había nadie en su interior. Personal de la empresa encargada de desmontar y retirar la maquinaria había estado en la mañana de este miércoles en la nave, pero en el momento del incendio ya no se encontraba porque había salido a comer.

Una treintena de efectivos

En total, acudieron al lugar aproximadamente una treintena de efectivos de los Bomberos de Vigo, todos los que estaban en el turno y otros a los que llamaron a sus casas y otros que habían tenido un curso de buceo. Fuentes de Bomberos explicaron que, para este tipo de incendios, hace falta gran cantidad de personal pues es necesario que se vayan relevando en las labores de extinción.

Tras varias horas de trabajos de extinción, el incendio ha quedado controlado, aunque los bomberos seguirán refrescando la zona una vez quede extinguido. Además, debido a que existen daños estructurales, la zona ha quedado precintada y probablemente mañana acudan al lugar los arquitectos municipales, a fin de valorar la situación. También permanece por ahora el corte de las calles Jacinto Benavente y Beiramar.

La nave de Frigoríficos Berbés ya sufrió un importante incendio en septiembre de 2011, donde también hubo daños materiales.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.