El arzobispo de Toledo y Primado de España, Braulio Rodríguez, ha presidido este miércoles la misa funeral en memoria de las víctimas del accidente ferroviario que tuvo lugar el pasado 24 de julio en la localidad coruñesa de Santiago de Compostela, una ceremonia en la que ha tenido un especial recuerdo para todas las víctimas y en la que ha señalado que esta tragedia "nos ha removido a todos por dentro".

Durante la homilía que ha pronunciado en la misa que ha tenido lugar en la parroquia toledana de Santo Tomé, monseñor Rodríguez ha mencionado "el recuerdo doloroso" que significa perder a familiares, conocidos o amigos en este accidente y ha solicitado "fuerza y valor" para pedir por los fallecidos y por aquellos que aún permanecen heridos en el hospital.

"No hay nada más hermoso que sufrir con los que sufren", ha afirmado Rodríguez, al tiempo que ha instado a los congregados a que oren por su recuerdo para poder entender "lo que ocurre dentro del corazón" de sus familiares.

El arzobispo de Toledo ha precisado que él tuvo conocimiento de la noticia durante la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud en Río de Janeiro, y ha relatado que cuando se enteraron de la noticia varios toledanos y otros fieles se organizaron para rezar por las víctimas en la playa de Copacabana.

Ha señalado que sucesos como este "invitan a reflexionar por el sentido de la vida y el drama de la muerte", y ha dicho que cuando suceden "la Humanidad se pregunta por el silencio de Dios". "Nos preguntamos dónde estaba Dios en estos momentos", ha señalado.

Rodríguez ha reconocido que en este drama "no se puede abrir la esperanza" y ha indicado que en momentos como este "la sed de Dios brota". "No vamos a dar lecciones a nadie, por eso hablar de fe en esta tarde es hablar de pruebas dolorosas", ha afirmado.

A pesar de ello, ha asegurado que el ateísmo "no crece en situaciones dramáticas", sino que lo que se encuentra es "religiosidad", al tiempo que ha indicado que las autoridades y los poderes públicos deben atender "las necesidades reales" en momentos como este.

Familiares que han asistido

A la ceremonia han asistido la hermana y varios sobrinos de José María Romeral, natural de Campo de Criptana (Ciudad Real) y vicario de la Iglesia de Santa Teresa de Colmenar Viejo (Madrid), que falleció en el accidente.

También han estado presentes la viuda y dos de los hijos del ciudadrealeño Isidoro Fernández, que viajaba en el tren con otro de ellos, que resultó herido, y con la novia de éste, la valdepeñera Marta Jiménez, que también ha fallecido en este siniestro.

"los llevamos en el corazón"

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, que ha asistido a esta ceremonia y ha dado el pésame a los familiares, antes de la eucaristía ha destacado la "solidaridad" del Ejecutivo y "el recuerdo" a todas las familias y los heridos del accidente de Santiago.

Ha recordado que seis de los fallecidos eran "paisanos" de Castilla-La Mancha y que este funeral se ha celebrado en su memoria. "En nombre de todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha para que sepan que les llevamos en el corazón y que estamos con ellos", ha afirmado Cospedal.

A la misa han asistido además el presidente de las Cortes, Vicente Tirado; los consejeros Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, de Empleo y Economía, Carmen Casero; de Fomento, Marta García; Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz y de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín. Han estado ausentes los titulares de Hacienda, Arturo Romaní, por encontrarse en Madrid en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y Agricultura, María Luisa Soriano, desplazada hasta Guadalajara con motivo de un incendio.

También han estado presentes el alcalde de Talavera de la Reina (Toledo), Gonzalo Lago; y miembros del PP como Francisco Cañizares o Carmen Riolobos, así como concejales 'populares' en el Ayuntamiento de Toledo. Asimismo, la diputada socialista Milagros Tolón y la concejala de Hacienda en el Ayuntamiento de Toledo, Paloma Heredero, han querido estar presentes en esta ceremonia.

También han asistido el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado; el presidente de CECAM, Ángel Nicolás o el presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora, entre otros representantes institucionales de la región.

En la región han sido cuatro los castellano-manchegos fallecidos a causa del accidente ferroviario —de Talavera, Ciudad Real, Valdepeñas y Campo de Criptana— cuatro los heridos y dos las muertes de personas vinculadas con la región —en Toledo y Yunquera de Henares—. Las víctimas mortales del siniestro ascienden por el momento a 79.

Consulta aquí más noticias de Toledo.