El escritor y filósofo vasco y miembros de la Comisión de Ética Pública del Gobierno vasco, Daniel Innerarity, ha afirmado que este organismo podrá hacer recomendaciones que pueden acabar con la dimisión de alguien que haya abusado de su cargo político, por ejemplo, aceptando regalos, puede llevar directamente el caso a la Fiscalía o puede recomendar el cese "de determinada persona".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el también Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2013 ha señalado que

los miembros de la Comisión de Ética Pública se encargarán de impulsar, atender a las consultas y supervisar el "Código Ético y de Conducta" puesto en marcha por el Gobierno el pasado 28 de mayo. "Ahora mismo, el Gobierno vasco acaba de poner en marcha el proyecto de la comisión ética y seguramente ahí se plantearán cosas que antes eran impensables", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que debe ser "la propia sociedad la que ponga en marcha preguntas e incluso acusaciones, para que esa comisión tenga función", sin "depender tanto de quienes forman parte de ella".

"Lo que será lo normal es que elaboraremos un código cada vez más depurado y más detallado con criterios nuevos acerca de situaciones que, probablemente, no están bien calibradas. No sabemos cómo se mide la eficacia en el trabajo de un político. Eso no es fácil", ha añadido.

A su juicio, "más importante que pensar en la sanción o en el castigo, que lo que puede haber, sugerido por la comisión", ha apuntado que se deben hacer, como sociedad vasca, "unos criterios éticos conformes a la gravedad del momento económico y a la seriedad de los cambios políticos que está sufriendo la sociedad". Aunque la comisión todavía no tiene ningún caso sobre la mesa, ha considerado que a partir de septiembre "se empezará a trabajar".

Culpa a los políticos

Por otra parte, Innerarity ha manifestado que "no es una buena estrategia" que se "eche la culpa en exclusiva a los políticos de cosas que están mal repartidas en la sociedad".

En este sentido, ha señalado que el 90 por ciento de los políticos son "gente que pierde tiempo, no gana nada, se somete a las sospecha de que es un futuro ladrón, total para gestionar, a lo mejor, un presupuesto pequeño en un pueblo muy pequeño, y a veces, incomprendido".

El experto en filosofía política ha considerado que debe haber "juicios matizados" y la sociedad tiene que "ser más sincera consigo misma". "En la corrupción que estamos viendo ahora, que es vieja, no generalizada, no total, los más interesados en decir que todo el mundo está corrupto son los más corruptos porque, así, se quitan un poco de culpabilidad", ha añadido.

Daniel Innerarity ha querido destacar que esta "corrupción vieja" no es "generalizada ni total", es una manera de proceder "clientelista, de peaje, de falta de transparencia, de falta de igualdad de oportunidades real".

Tolerancia casi cero

"Todo ese magma ha sido corregido por algunos partidos políticos, en algunos ámbitos profesionales, y la política y algunos políticos no se han enterado de esto. Y, claro, los jueces han seguido haciendo su trabajo, la Policía también, y sobre todo, el nivel de tolerancia de la opinión pública, es casi cero en unos momentos en los que se están haciendo sacrificios, algunos que llegan casi hasta lo insoportable", ha destacado.

"Mientras la ciudadanía no baje la guardia y esto no les parezca normal, porque a alguna parte de la ciudadanía esto les está pareciendo normal, los políticos corruptos siguen ganando las elecciones, esto se está agotando más como consecuencia del impacto de la crisis", ha manifestado.

Asimismo, ha señalado que mientras los jueces tengan más competencias, sean capaces de hacer comisiones rogatorias, de investigar fuera del foco de la opinión pública, .. mientras las Policía actúe de forma coordinada, mientras los medios de comunicación sigan llamando la atención sobre ciertas conductas inapropiadas, eso va a crear un clima que va a hacer "muy difícil el comportamiento incorrecto y van a seguir subiendo los estándares de exigencia".

Caso de dietas de la can

Preguntado por el caso de las dietas de la CAN, ha dicho que es un tema que le "duele", y le "duele" como navarro que se haya perdido un "gran instrumento financiero", a lo que ha añadido que al margen de que los tribunales digan si hubo o no delito de cohecho, la "condena política ya está realizada, lo dicen las encuestas: cobraron de una manera opaca y excesiva, y eso es la hojarasca alrededor de lo fundamental y es que Navarra ha perdido capacidad real, autogobierno, para facilitar el crédito a las familias y a las pymes".

Respecto a los numerosos caso de corrupción política que están en los tribunales, ha apuntado que "va a haber condenas". "No me cabe la menor duda, a Jaume Matas le quedan nueve casos por delante, la suma de pequeñas condenas va llevarle a la cárcel y estoy seguro de que Urdangarin va a estar en la cárcel de aquí a un año", ha aseverado.

Todos estos casos, a su juicio, no son como para sentirse "orgulloso" de la democracia española, pero ha destacado que "mucho más penosos sería que estas personas estuvieran tranquilamente riéndose de nosotros y, desde luego, no se están riendo de nosotros".

"Ya veremos qué evolución tiene todo el asunto del PP, pero no creo que vayan a salir de rositas. Ahí va a haber algún susto, pero creo que esto no ha hecho más que empezar, no lo para el verano ni la incipiente recuperación económica, en líneas macroeconómicas y de empleo estacional, pero no va a ser una recuperación que dé empelo masivamente de calidad y, por tanto, no va a anestesiar a la sociedad en absoluto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.