El Departamento de Salud y Osakidetza han puesto en marcha en sus organizaciones de servicios, tanto en Atención primaria, especializada como Emergencias, unas medidas especiales con el fin de ofrecer el mejor servicio en el caso de que hubiera personas afectadas por golpes de calor, u otras consecuencias derivadas de las altas temperaturas de esta semana.

Para ello, ha hecho llegar una circular a los profesionales de Osakidetza con información sobre las medidas a adoptar y las recomendaciones que los profesionales pueden ofrecer a los pacientes, así como una serie de medidas específicas por si durante estos días aumenta el número de pacientes que acuden o bien a los centros de salud o bien a las urgencias hospitalarias.

A través de un comunicado, el Departamento de Salud del Gobierno vasco y Osakidetza han recomendado a la ciudadanía adoptar una serie de precauciones para evitar los problemas de salud asociados a las altas temperaturas como: beber más líquidos de lo habitual, preferentemente agua, evitar bebidas que contienen cafeína, alcohol o demasiado azúcar, consultando a su médico si le ha limitado la cantidad de líquido que puede beber o le ha recetado diuréticos.

En la alimentación, aconseja comidas ligeras (ensaladas, gazpacho, verduras, frutas) y en casa cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol, aprovechando los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa.

No salir a la calle

Durante las horas de más calor, hay que procurar no salir a la calle, si no es necesario. Si se tiene que salir, hay que llevar la cabeza cubierta y usar gafas de sol, procurando no hacer actividad física intensa y prolongada en las horas de más calor.

Además, hay que prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitados, al menos, una vez al día por un miembro de la familia, amigo, vecino y, en su caso solicitar la colaboración de los servicios sociales.

Medidas a tomar en caso de golpe de calor

Los efectos negativos de las altas temperaturas se pueden manifestar en forma de mareos, debilidad, fatiga, náuseas, o incluso el desmayo. La insolación también esta asociada a las altas temperaturas, y cursa con piel enrojecida, caliente y seca, pulso rápido o dolor intenso de cabeza.

En estos casos, se recomienda mantener a la persona en sitio fresco, con la cabeza cubierta, colocarle en las axilas compresas mojadas y frías, y darle de beber agua con sal y bicarbonato. No obstante, si los síntomas persistieran en el tiempo se recomienda consultar a su médico de cabecera.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.