El coordinador general del Área de Ordenación del Territorio y Vivienda del Ayuntamiento de Málaga, Diego Maldonado, ha abandonado voluntariamente el cargo debido a un trastorno de la voz. El puesto será ocupado a partir de ahora por José Cardador, funcionario municipal, que hasta la fecha era el gerente adjunto en Urbanismo, una figura que se elimina con esta remodelación. Por otro lado, deja de ser máximo responsable del área el concejal Raúl López y asume esta tarea Francisco Pomares, que la compaginará con Derechos Sociales.

Así lo ha informado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien, acompañado por Maldonado, que dejó de ser hace apenas dos meses delegado municipal del área tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC); Cardador y Pomares, ha anunciado esta nueva reestructuración del Área de Ordenación del Territorio y Vivienda —la tercera en lo que va de mandato— tras el cese voluntario de su coordinador por "problemas en la voz", presentado y aprobado este miércoles en la junta de gobierno local.

"La voz es con la que nos comunicamos, con la que transmitimos, con la que dialogamos y es fundamental en la política, Diego Maldonado tiene desde unos meses un trastorno que ha tratado de ir superando, pero es tan absorbente y exigente el tiempo de dedicación a la vida política, que no lo ha superado plenamente y tanto su familia como los médicos se lo han pedido", ha señalado el regidor.

Maldonado, por su parte, ha explicado que "desde hace un año y como consecuencia de usar mal el mecanismo de la fonación desde seguramente toda mi vida, ahora con las responsabilidades que he tenido que desempeñar, he tenido la necesidad de hablar permanentemente, fundamentalmente desde que recibí el honor de ser portavoz del equipo de gobierno, empecé a tener un trastorno en la voz".

"No tengo ningún problema de enfermedad, ningún problema que podamos etiquetar de salud, pero si un trastorno que hace que sea recomendable estar unos cuantos meses procurando hablar lo que habla un miembro de una familia, en el seno de una familia", ha indicado Maldonado, a lo que ha añadido que "no se trata de que no hable nada porque no estoy mudo, se trata de que hable poco para no forzar las cuerdas vocales, y eso es imposible hacerlo asumiendo la responsabilidad que el alcalde me ha encomendado".

No cerrar puertas

El excoordinador general de Urbanismo ha señalado que espera que su cese voluntario "no cierre ninguna puerta de colaboración al partido al que pertenezco y en el que estoy trabajando desde el año 1983, ni de mi colaboración y el trabajo que en el ámbito que sea pueda seguir desarrollando en la ciudad", a lo que ha añadido que "yo amo a esta ciudad profundamente y amo al servicio público profundamente, por tanto, si puedo seguir trabajando, lo haré"

Maldonado también ha asegurado que "si una vez recuperada la voz, necesitan que yo vuelva o me ocupe de alguna responsabilidad que me permita trabajar por la ciudad, lo haré, y si no soy necesario, pues tampoco pasa nada", al tiempo que ha mostrado su "lealtad y gratitud" al regidor: "a Paco de la Torre le quiero garantizar y asegurar el respeto y el cariño con el que siempre lo he tratado y lo voy a seguir tratando, es mi amigo, además de mi jefe, que ya deja de serlo en estos momentos".

Asimismo, ha dado las "gracias infinitas" a los medios de comunicación, al tiempo que ha manifestado que "a la ciudad de Málaga y a los malagueños quiero mostrar mi amor, mi cariño y el ofrecimiento de seguir trabajando por ellos y para ellos siempre que sea posible"

En la junta de gobierno local se ha aprobado el nombramiento de Cardador como nuevo coordinador general del Área de Ordenación del Territorio y Vivienda, lo que va a posibilitar, según ha explicado el alcalde, amortizar el cargo que desempeñaba en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), donde formaba parte de su estructura. Ahora pasa a formar parte de la estructura directiva municipal y se ha fijado su remuneración en 91.000 euros brutos al año —hasta ahora percibía 84.169,26 euros—.

Esta nueva estructura va a permitir, ha apuntado De la Torre, "un funcionamiento absolutamente idóneo y eficaz". De este modo, "el concejal no va a ser sólo la voz en el pleno, sino que va a tener un coordinador, que antes no existía, y que es una ayuda esencial y fundamental para la gestión del área".

El alcalde también ha dado a conocer la designación de Francisco Pomares como concejal responsable del Área de Ordenación del Territorio y Urbanismo, que compaginará esta tarea con la que actualmente desempeña como edil de Derechos Sociales. Por su parte, Raúl López Maldonado sigue al frente de Movilidad y Accesibilidad.

"He entendido que quien mejor podría acumular a sus tareas esta concejalía es Francisco Pomares, ya que tiene, en primer lugar, una experiencia y un dominio importante de su área y, por otra parte, hay ahí una sinergia muy interesante, especialmente en tiempos de crisis", ha aseverado De la Torre, agregando que "la política de vivienda no es solo una política de ladrillo, sino fundamentalmente una política de inclusión social, donde todas las áreas tienen que colaborar y quien más sobre todo Derechos Sociales".

Falta de sintonía en urbanismo

Al ser cuestionado por la posibilidad de que el cese de Maldonado pueda estar relacionado con falta de sintonía en la Gerencia Municipal de Urbanismo, el regidor ha señalado que "no tiene absolutamente ninguna relación" y que simplemente "ha coincidido en el tiempo". Asimismo, ha asegurado que se siente "muy orgulloso" por el trabajo que realiza este área, pero que "siempre es mejorable", ya que, según ha explicado, "se puede aún ser más ágil y coordinarse más interna y externamente".

En este sentido, Maldonado ha afirmado que "no hay ninguna razón que enturbie la felicidad con la que yo he vivido aquí y con la que me voy, no hay ningún problema que haya provocado un conflicto ni en mí ni en mi entorno", a lo que ha añadido que "la Gerencia de Urbanismo y sus componentes han tenido y tienen todo mi respeto y aprecio".

"Naturalmente cuando hay más de 300 personas trabajando bajo el mismo techo, hay gente de diferentes comportamientos y maneras, pero cuando se hace una valoración debe hacerse en conjunto y no valorar al conjunto por una persona", ha concluido Maldonado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.