La magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número dos de Santoña, encargada del caso del cadáver de un recién nacido hallado el pasado sábado en el vertedero de Meruelo ya tiene el atestado de la Guardia Civil y está "a la espera" de recibir la autopsia.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, quienes han explicado que la autopsia ha sido realizada por forenses del Instituto de Medicina Legal de Cantabria.

Sin embargo, y como informan estas mismas fuentes, se hace "habitualmente", aunque la autopsia se ha realizado en Cantabria se ha enviado una muestra al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en Madrid, para completarla.

La magistrada del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santoña fue quien se encargó de realizar el levantamiento del cadáver hallado el sábado por una operaria de las cintas de reciclaje de la planta de tratamiento de residuos urbanos de Meruelo sobre las 14.00 horas.

El hallazgo entre la basura del cadáver del neonato, aún con el cordón umbilical, obligó a parar los trabajos de la cadena de producción.

Tras detener las cintas, los que responsables de la planta, ubicada en San Bartolomé de Meruelo, dieron aviso a las autoridades policiales.

La Guardia Civil se desplazó hasta el lugar de los hechos para hacerse cargo de la investigación que, según han confirmado fuentes judiciales, continúa y se centra en localizar el paradero de la madre del bebé.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.