Una de las novedades del IV Plan de Emigración 2013-2016, que el Consejo de Gobierno del Principado Asturias ha aprobado este miércoles, es el reconocimiento de la violencia de género como causa objetiva de ayuda para los emigrantes en América Latina.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el consejero de Presidencia y Portavoz del Gobierno del Principado de Asturias, Guillermo Martínez, que ha señalado que el documento "amplía el protagonismo y los derechos de los asturianos y asturianas de la diáspora, al considerarles una parte esencial para la construcción de una Asturias más próspera, más justa y más abierta al mundo". El plan cuenta con un presupuesto global de 5.302.319 euros.

Se trata de un nuevo marco normativo que desarrolla una batería de medidas para mejorar las condiciones sociales de los emigrantes asturianos mas desfavorecidos y de los retornados sin recursos. También potencia el apoyo a los centros y colectivos en el exterior y la participación y vinculación de las nuevas generaciones, además de fomentar la colaboración empresarial y la promoción de Asturias.

El ámbito sociosanitario está dotado con 2.576.750 euros e incluye todas aquellas medidas de apoyo a los asturianos de la diáspora con menos recursos, a los que se les ofrecen ayudas económicas, atención social personalizada, apoyo a los retornados, cobertura sanitaria y protección, además de alojamiento y asistencia a los mayores residentes en América Latina. Así, se recupera el programa Añoranza para los mayores alejados durante décadas de su tierra natal.

El área sociocultural cuenta con un presupuesto de 1.793.568 euros y continúa con el fomento de mecanismos específicos que persiguen estrechar la vinculación de los asturianos del éxodo con Asturias. Especial atención se presta en este apartado a las acciones dirigidas a los jóvenes, tanto a los hijos y nietos de emigrantes como a los jóvenes del último éxodo. Para ello se reforzará el apoyo a los centros y casas de Asturias, así como a las nuevas formas de asociacionismo en el exterior impulsadas por la emigración más reciente, según ha explicado Guillermo Martínez.

El área empresarial y económica es otra de las líneas esenciales del IV Plan de Emigración y tiene un presupuesto de 932.000 euros. Se trata de impulsar mecanismos que permitan rentabilizar el talento y la experiencia de los asturianos de la emigración, muchos de ellos empresarios y profesionales de éxito, para el desarrollo económico del Principado.

La cuarta línea de actuación del Plan de Emigración 2013-2016 amplía la cercanía de las instituciones asturianas con la emigración, fomentando la accesibilidad como instrumento garantista de derechos de ciudadanía y de mejora de gestión pública. Así, se crea este campo de acción aprovechando las oportunidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación.

Consulta aquí más noticias de Asturias.