Ecologistas en Acción ha condenado la decisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre el 'Real Decreto para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos' que prepara el Gobierno y por el que se permitiría la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

En concreto, la ONG entiende que resulta "muy peligroso" que prevalezcan los intereses del sector nuclear sobre los convenios internacionales, las leyes, el funcionamiento normal del CSN y sobre el interés general.

El portavoz en materia de energía nuclear de la ONG, Francisco Castejón, insiste en que "contraviniendo las normas de buenas prácticas, el Consejo de Seguridad Nuclear ha emitido un informe favorable al nuevo Real Decreto" y, por lo tanto, "se cambia radicalmente el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas".

"Las modificaciones están hechas a medida de las necesidades de Nuclenor, propietaria de Garoña, pero tendrán repercusiones sobre todas las instalaciones nucleares y radiactivas españolas", ha insistido el portavoz de Ecologistas en Acción. De la misma forma, critica que "este Decreto debería hablar sobre la gestión de residuos" y, sin embargo, "esta materia pasa desapercibido, ya que se pone el foco en Garoña".

Castejón explica que las modificaciones consisten en "introducir una nueva figura que es la de cese temporal de funcionamiento y en permitir que una instalación nuclear o radiactiva que haya parado pida una reanudación de su explotación, en el plazo de un año".

"Estos cambios se hacen de forma acelerada, sin un estudio profundo de lo que supone para la seguridad nuclear, contraviniendo todas las normas sobre buenas prácticas emitidas por el Organismo Internacional de la energía Atómica (OIEA), de cuyo convenio España es firmante", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.