El presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, ha descartado que la situación suscitada en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra al quedar en minoría el gobierno municipal del socialista Antonio Gutiérrez Limones se traduzca finalmente en una moción de censura para expulsar al PSOE de la Alcaldía de este histórico bastión socialista. Bueno asegura, además, que se trata de una idea ni siquiera planteada entre los populares pero, eso sí, pone de manifiesto que Gutiérrez Limones afronta un "baño de humildad" en lo que resta de mandato tras muchos años gobernando mediante "una dictadura entre comillas".

En una entrevista concedida a Europa Press, Juan Bueno ha examinado el novedoso escenario político que vive Alcalá de Guadaíra a cuenta de la decisión de la otrora concejal de Patrimonio y portavoz del Grupo socialista, Laura Ballesteros, quien ha abandonado las filas del PSOE para alzarse como concejal no adscrita, extremo que deja al Grupo socialista en minoría. En concreto, la escisión de Laura Ballesteros deja a los socialistas con 12 concejales frente a 13 de la oposición; nueve del PP, dos del PA, uno de IU-CA y ahora la propia concejal no adscrita Laura Ballesteros.

"no hay planteamiento" de moción de censura

En ese sentido, mientras los socialistas han acusado a las fuerzas de oposición de promover un "pacto anti PSOE" en la sombra, Juan Bueno ha sido claro a la hora de descartar absolutamente un escenario de moción de censura. "No vamos a intervenir en ninguna moción de censura. No hay ese planteamiento porque no es de recibo", ha manifestado Buen.

No obstante, Juan Bueno ha reconocido que, obviamente, el nuevo panorama político de Alcalá de Guadaíra resulta especialmente atractivo para el PP, porque "se rompe esa dictadura entre comillas del PSOE, que ninguneaba directamente al PP" al gozar de mayoría absoluta para hacer prosperar en el pleno sus propuestas. Ahora, como dice Juan Bueno, "el voto del PP se torna determinante para sacar adelante cosas buenas para los alcalareños".

"baño de humildad" para limones

De tal modo, y según el presidente provincial del PP, el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, se enfrenta a todo "un baño de humildad" al verse obligado a gobernar en minoría y negociar los apoyos de las fuerzas de oposición para que medren determinadas propuestas e iniciativas.

"Vamos apoyar todo lo que sea bueno para Alcalá, aunque venga del Gobierno local, que de su lado debe comenzar a transigir determinadas cosas y afrontar un baño de humildad", ha manifestado Bueno, quien avisa de que ya en las elecciones municipales de 2011 en PP estuvo "a punto" de lograr un "vuelco electoral" en este histórico feudo del PSOE. "Vamos a ver qué ocurre en estos dos años", se ha encogido de hombros Juan Bueno ante las expectativas que se abren en Alcalá de Guadaíra.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.