'Cincuenta sombras de Grey'
Portada de la primera parte de la trilogía erótica 'Cincuenta sombras de Grey'. GRIJALBO

Dicen que el contenido de la novela es arriesgado... Y las prácticas de algunos de sus lectores también. Eso se deduce de la información difundida por la Brigada de Bomberos de Londres, que ha alarmado sobre el creciente número de rescates en los que tiene que intervenir en la ciudad derivados, según parece, de la celebérrima 50 sombras de Grey.

Al menos 79 personas, en los últimos tres años, precisaron de la ayuda de los bomberos en la capital londinense para ser liberados de unas esposas.

Reproducir prácticas del libro puede ocasionar "incómodas" situacionesLas prácticas sexuales descritas en la novela, en las que abunda el sadomasoquismo, han llevado a sus lectores a reproducir situaciones que, por lo visto, exigen ciertos conocimientos. En caso contrario es fácil tener accidentes, quedar atrapado en una situación comprometedora y que tu acompañante tenga que llamar a emergencias.

La cosa no es nueva, y parece no ceñirse solo a la novela de E. L. James. Solo en 2010, los bomberos de Londres tuvieron que atender a nueve hombres con anillos engangrenando sus penes y a otro tipo incapaz de sacar su miembro de la tostadora.