Villafranca lamenta la "paralización" del plan Albaicín

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, ha considerado "un gran fracaso" que el plan Albaicín no sea un documento "vigente, compartido y consensuado" que "marque unos objetivos claros", al tiempo que ha opinado que "la tramitación de los distintos planes ha sido muy irregular y no han contentado a nadie", de modo que "ahora nos encontramos con una paralización, ya que sus criterios no están puestos al día".
Directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Mar Villafranca
Directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Mar Villafranca
EUROPA PRESS/UNIA

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, ha considerado "un gran fracaso" que el plan Albaicín no sea un documento "vigente, compartido y consensuado" que "marque unos objetivos claros", al tiempo que ha opinado que "la tramitación de los distintos planes ha sido muy irregular y no han contentado a nadie", de modo que "ahora nos encontramos con una paralización, ya que sus criterios no están puestos al día".

Villafranca, en una entrevista concedida a Europa Press en La Rábida (Huelva) en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en los que ha participado como ponente, ha explicado que "con un plan bien formado se activaría la rehabilitación de todas las estrategias de recuperación que ha hecho la Junta de Andalucía". Además, ha añadido que pese a que se han puesto en marcha algunas iniciativas "falta una visión de conjunto para que funcione".

"Es un gran potencial pero también un barrio más de la ciudad y no es lo mismo gestionar un monumento que una parte del centro histórico", ha afirmado. La directora ha subrayado que la necesidad de "un plan especial" para los barrios ya que hay que protegerlos al ser parte del patrimonio pero, a la vez, "posibilitar la vida en ellos y que no pase como en Venecia o Brujas, que han convertido la ciudad en un parque temático", ha comentado.

Para la rehabilitación de los centros históricos es necesario un esfuerzo en cuanto a las inversiones y "no sólo convertir antiguas casas en hoteles". Villafranca ha resaltado la importancia de "suministrar a la gente del Albaicín las necesidades que demandan". En cuanto a la recuperación de los bienes patrimoniales de la zona, ha indicado que "se está haciendo una buena labor pero debería de responder a un proyecto común y no ser fragmentaria".

La alhambra como ejemplo de gestión

La Alhambra es, según asegura Villafranca, el monumento con más visitas de España con 2,3 millones de asistentes en el último año. "La visita pública es la que más atrae al publico internacional", ha señalado la directora. Sin embargo, las iniciativas culturales están ganando "un gran terreno". "El patrimonio no es un concepto momificado y tenemos una jerarquía en la que lo primero es la preservación del patrimonio pero está claro que los monumentos son espacio de mediación cultural", ha destacado.

En esta línea, la gestora ha recalcado el uso cultural de la Alhambra que "amplía los públicos y genera tanto riqueza como impacto de tipo intangible".

En cuanto a la gestión, Villafranca ha aludido a la consolidación de una estrategia que "busca el equilibrio entre la conservación, el uso público y la adaptación a las nuevas tecnologías, que ha provocado que desarrollemos un modelo sostenible y que se autofinanza".

En relación a otras instituciones, la gestora ha señalado cómo el nuevo proyecto de ley de mecenazgo "abrirá nuevas posibilidades para los museos". Además, ha mostrado estar de acuerdo con las nuevas vías de gestión a través de la "creación de redes que generan nuevos productos así como permiten abaratar costes".

Otra opción, según ha aclarado, es buscar acuerdos con sectores ya establecidos, "por ejemplo un pacto con el sector hotelero como el que ha firmado la Alhambra para aumentar el número de pernoctaciones en la ciudad".

La alhambra y los niños

Villafranca ha destacado el protagonismo que tienen los niños a la hora de diseñar estrategias de gestión ya que "ocupan un lugar fundamental". En este sentido, ha hablado de la importancia del proyecto 'La Alhambra educa', "un programa que además de permitir las tradicionales excursiones de los colegios abre nuevas vías al turismo en familia con visitas que combinen el conocimiento y lo lúdico".

'Verano en la Alhambra' es otra opción para niños de entre 7 y 15 años, "se trata de un proyecto específico para el verano donde además de las visitas se organizan talleres de jardinería, perfumería o cerámica", ha añadido.

La directora del patronato ha concluido resaltando un nuevo atractivo de la Alhambra, "visitas combinadas entre la Alhambra y el Parque de las Ciencias, el Museo de la Memoria de Andalucía, el Albaicín o el museo del Sacromonte". Cada programa incluye ambas visitas pero, además, tiene una temática como en el caso de la visita 'Alhambra-Parque de las Ciencias' que se centra en 'Los cielos de Al-Andalus', así, según ha explicado Villafranca, "el alumno aprende a saber por qué la arquitectura de la Alhambra está concebida con espacio a cielo abierto en esos patios y cómo uno se podía orientar mirando las estrellas, luego va al planetario y recibe lecciones de astronomía", ha concretado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento