La Patrulla Verde de la Policía Local de Palma procederá este martes a precintar un solar situado en el Polígono de Levante que ha sido habilitado por la asociación s'Hort de Guixa como escuela de verano, al carecer de todos los permisos municipales para que pueda ejercer esta actividad, ni tener autorización de la Dirección General de la Juventud del Govern.

Así lo ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Palma, que ha añadido que, además, las instalaciones de la citada escuela presentan "numerosas deficiencias higiénicas y de seguridad exigibles".

Precisamente, esta mañana, miembros de la Patrulla Verde de la Policía Local, acompañados por técnicos de Denuncias de Actividades y Licencias de Actividades del área de Urbanismo, se han presentado en un solar habilitado como escuela de verano en el Polígono de Levante donde realizan actividades educativas y de ocio cerca de 80 niños.

El Consistorio ha revelado que tanto la Patrulla Verde, como los técnicos municipales han podido comprobar tras realizar una inspección pormenorizada del solar que las instalaciones se encontraban en un "importante estado de precariedad" y que no cumplían con las "debidas condiciones higiénicas y de seguridad exigibles".

Entre las deficiencias detectadas por el equipo de inspección municipal, el Ayuntamiento ha reseñado que la luz eléctrica se obtenía de un cable conectado a una farola, así como la existencia de numerosas piedras y polvo de arena en el solar.

Asimismo, ha agregado que los técnicos también han podido comprobar que la piscina en la que se bañan los niños no dispone de los sistemas de tratamientos del agua necesarios, por lo que el agua presenta un color "verduzco", al tiempo que no se ha podido constatar la existencia de un socorrista homologado.

El Ayuntamiento de Palma ha informado que el responsable de esta escuela de verano captaba a los clientes a través de folletos informativos con el anagrama del Ayuntamiento de Palma, irregularidad que está siendo analizada por los servicios jurídicos de la institución municipal por si fuese constitutiva de denuncia.

El Consistorio también ha tenido conocimiento de que la comida que consumen los niños es elaborada por la madre del responsable de la escuela que prepara diariamente la comida de estos 80 niños, cuyos padres pagan cerca de 90 euros al mes por enviar a sus hijos a esta escuela de verano.

Durante la inspección, se ha solicitado al responsable de esta escuela de verano que aportase toda la documentación necesaria para poder abrir esta escuela, documentación que no ha podido ser entregada a los responsables municipales.

Ante esta situación, los técnicos municipales han acordado proceder este martes al precinto del solar, ya que el mismo carece de los permisos pertinentes.

Irregularidades en la asociación s'

Hort de guixa

El Ayuntamiento ha recordado que el pasado año, la asociación S'Hort de Guixa, promotora de esta escuela de verano, impartió el curso en el colegio público Camilo José Cela, pero este año, el Consistorio decidió negarle el permiso para utilizar las instalaciones de este colegio, debido a que esta entidad tiene varios informes en contra y no cuenta con la autorización de la Dirección General de la Juventud.

La institución municipal ha comunicado que la denegación de los permisos viene condicionada, porque ya en 2012 se detectaron una serie de irregularidades cometidas por el responsable de la escuela, entre las que ha destacado "la falta de un proyecto y una planificación de las actividades a realizar en la escuela y que algún monitor no ha cobrado su nómina".

La Regiduría de Educación ha señalado que, dada la situación en la que puedan encontrarse los padres tras el cierre este del precinto de esta escuela de verano, los progenitores afectados podrán acudir a la Concejalía de Educación donde se les informará de las escuelas de verano existentes por si desean matricular a sus hijos en la oferta de escuelas operativas.