El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) 2013 ha arrancado este lunes el proceso de montaje, tanto del recinto municipal de festivales como de las zonas de acampada, tras el retraso sufrido este año en la habilitación de las instalaciones del certamen musical.

El pasado día 2 de julio trascendía que el montaje del FIB había sufrido "el retraso de tres o cuatro días" en el montaje de sus escenarios, un hecho que causó incertidumbre entre los 'fibers'. Un día más tarde, la empresa Maraworld SA, matriz del macrofestival, anunciaba la venta "de una parte considerable" de las acciones a Denis Desmond y SJM Concerts. Esta operación "no afecta" al certamen castellonense y, por lo tanto, "la edición de este año sigue adelante como estaba planeado del 18 al 21 de julio", subrayaron entonces.

El primer camión ha aparecido esta mañana en el recinto de festivales y se espera que a partir de este martes vayan desfilando más tráilers con el material.

Aunque la actividad en el recinto de festivales es aún tranquila, así como su anexo de la zona de acampada, la zona de acampada de Villacamp está mucho más avanzada.

Plan de trabajo

La organización del FIB ha cumplido de este manera con el plan de trabajo que se había marcado, ya que se fijó como fecha tope para iniciar el montaje este lunes, 8 de julio.

La zona de acampada —que espera acoger a unas 14.000 personas— debe abrir sus puertas el 15 de julio mientras que, pese a que el FIB alza el telón de manera oficial el 18 de julio, un día antes tiene que estar todo preparado para las pruebas de sonido.

El FIB espera salvar el retraso después de que hoteles y proveedores han comenzado a cobrar los pagos que tenían pendientes, han confirmado algunas de estas firmas.

Además, ayer domingo llegaba a Benicàssim el director y copropietario del FIB, John Vince Power.

Consulta aquí más noticias de Castellón.