El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de la Diputación Foral de Bizkaia ha renovado por décimo año consecutivo el Certificado de Calidad UNE-EN-ISO 9001:2008. En esta última década, el SEIS, en su objetivo de mejora, ha superado con éxito las diferentes auditorías que se han realizado a su Sistema de Gestión y la certificación recibida garantiza los más altos niveles de calidad en la prestación del servicio de una organización, según ha destacado la Institución foral.

El cuerpo de Bomberos de la Diputación Foral de Bizkaia es consciente de la importancia de las intervenciones que debe realizar en el ámbito de las emergencias y de su papel como servicio público. Por ello, es una máxima asegurar una perfecta logística en su Centro de Comunicaciones y el Área de Mantenimiento de Equipos Especiales, ha explicado el ente foral.

Este Sistema de Gestión de Calidad, reconocido a nivel estatal e internacional, avala el trabajo del Servicio de la Diputación en materia de gestión desde el año 2003.

Con el sistema empleado tanto en el Centro de Comunicaciones como en el Área de Mantenimiento se incrementa la eficiencia organizativa del servicio, se potencia las relaciones con otras organizaciones- Ertzaintza, Policía Municipal, Cruz Roja, DYA,

Sos deiak, y con otros cuerpos de Bomberos- con las que colabora en las prestaciones del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento. Asimismo, internamente se aumenta la motivación entre sus profesionales y sirve de referente al resto de áreas del Servicio.

La primera prestación en lograr el certificado de calidad fue el Centro de Comunicaciones, creado por la Diputación Foral de Bizkaia en el Parque de Urioste en Ortuella. Desde el año 94, allí se centraliza toda la información y la coordinación de las actuaciones a realizar por el Servicio de Extinción de Incendios.

El Centro es atendido por un subinspector y 12 operadores, que trabajan a turnos, que se encargan de realizar las propuestas de los recursos, tanto humanos como técnicos, a emplear en cada actuación, su comunicación a los Parques de Bomberos, y además el control y la supervisión de las actuaciones en curso por si fuese necesario dotarlas de más recursos.

Por su parte, el Área de Mantenimiento de Equipos Especiales se encarga de mantener en perfecto estado y un correcto funcionamiento de los equipos de protección e intervención que los bomberos utilizan en sus tareas de salvamento y extinción, como son los equipos de respiración autónoma. En 2003 se puso en funcionamiento en el Parque de Urioste esta área que es atendida por un cabo del cuerpo de bomberos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.