Izquierda Unida (IU) ha reclamado a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que proceda "cuanto antes" a la sustitución de las cubiertas de amianto del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) José Calderón de la barriada malagueña de Campanillas.

La encargada de la iniciativa, la diputada andaluza Dolores Quintana, ha preguntado por los plazos de Educación para llevar a cabo dichas obras.

Según ha informado IU en un comunicado, el Consejo Escolar del centro solicitó a Infraestructura y Servicios Educativos (ISE) un informe el 12 de marzo de 2009 en el que se expresaba que el uso de productos que contuvieran las fibras de amianto, que ya estaban instalados o en servicio antes de la fecha de entrada en vigor de la orden que los regula, seguiría estando permitido hasta su eliminación o el fin de su vida útil.

Concretamente, el centro educativo José Calderón fue inaugurado en 1973, tiempo en el que se permitía que las cubiertas de los edificios fuesen de amianto. Desde que los estudios demostraron que esta sustancia si se deterioraba o se fragmentaba podría ser perjudicial para la salud, no se volvió a proceder a ninguna construcción con ese compuesto.

En cursos pasados ya se manifestó que era necesario requerir al Ayuntamiento que hiciera el mantenimiento y conservación de la cubierta, manteniendo limpia la parte superior y reparando con tela asfáltica u otro material las perforaciones existentes y las que vengan a producirse.

Estas tareas se han llevado a cabo en agosto de 2012, aunque según informó la empresa que las realizó, resultan "insuficientes". Quintana ha precisado que los trabajos han consistido en "tapar algunos de los numerosos boquetes que presentaba la cubierta del edificio de aulario, aproximadamente unos 10 metros cuadrados, que eran los que provocaban las filtraciones más significativas".

El resto de la cubierta del centro escolar y la de los otros tres edificios —administración, gimnasio y casa del aula matinal— no han sido tratados y los técnicos indican que "hay numerosos agujeros, algunos de ellos de unas dimensiones de hasta 20 centímetros de diámetro, y muchas de las piezas estaban muy deterioradas con abundantes fisuras".

"El fin de su vida útil ha llegado puesto que el material se degrada cada vez más, existiendo goteras que además arrastran pequeñas partículas de este material, con el peligro que ello supone", ha asegurado.

La diputada de Izquierda Unida ya ha informado de otros centros de la provincia malagueña donde han comenzado las obras de sustitución de las cubiertas de amianto, como es el caso del CEIP San Agustín, en el municipio de El Burgo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.