Una gran escultura con forma de paloma, del artista José Antonio Barrios, recuerda en el Cementerio de Torrero a los 39 voluntarios de la ciudad fallecidos desde la creación del cuerpo, así como sus valores y su trabajo en defensa de la solidaridad, la lucha contra el racismo y la xenofobia, por la igualdad, el medio ambiente y la paz.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha asistido este lunes al acto institucional en homenaje a los voluntarios en el cementerio, en el que también han participado familiares y otros responsables municipales que han resaltado la labor de este cuerpo y su dedicación a la ciudad.

Belloch ha indicado que el pasado 14 de junio, cinco años después de la inauguración de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, se celebró el Día del Voluntariado y la elección del 8 de julio como fecha para recordar a los voluntarios fallecidos "tampoco es casual", dado que coincide con el primer aniversario del fallecimiento de Ana Aznar, defensora de este movimiento ciudadano desde sus orígenes y jefa del departamento del Área de Participación y Voluntariado en la Expo.

Así, se ha elegido esta fecha para recordar a estas 39 personas y "sus valores al servicio de Zaragoza", ha remarcado el alcalde, al recordar de forma especial a Guillermo Herrera, el voluntario de 104 años que no sólo se apuntó al cuerpo sino que, además, "tuvo arrestos para ser el pregonero de las Fiestas del Pilar" en 2008.

A todos ellos se les recordará con esta escultura en forma de paloma y, además, Belloch ha avanzado que esta zona del cementerio de Torrero pasará a llamarse 'Plaza del Voluntariado por Zaragoza' y se instalarán placas con los nombres de estas personas, que "estoy convencido de que estén donde estén trabajarán a favor" de la capital aragonesa, ha subrayado Belloch.

En este acto, Elena Aznar ha dado lectura a unos textos escritos por su hermana Ana sobre su experiencia en el voluntariado que ejercía "en dos direcciones", para "aprender y enseñar" y como servicio a la sociedad. "Hoy mi hermana estaría orgullosa" de este acto de recuerdo y respeto hacia los voluntarios, ha afirmado.

Tras los discursos, el alcalde Juan Alberto Belloch y Elena Aznar han depositado a los pies de la escultura una corona de flores con el símbolo del Voluntariado, una 'V', en blanco y rojo, y el resto de voluntarios y familiares han homenajeado a estas 39 personas con una ofrenda floral.

Un día "de emociones"

Por su parte, la responsable del servicio de Voluntariado, Marta Colomer, ha resaltado que "hoy es un día especial para los 3.500 voluntarios que forman el cuerpo municipal", un día "de emociones y de alegría, porque recordamos a personas que durante un tiempo se dedicaron a lo que les gustaba a la ciudad", que ahora les rinde un homenaje "muy sentido y muy merecido".

Tras la Muestra Internacional, el Cuerpo Municipal de Voluntariado se constituyó en enero de 2009 con 2.128 personas y ahora alcanza los 3.653 escritos, por lo que el número de participantes se ha incrementado en este tiempo un 72 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.