Una banda a la que se le atribuyen más de 500 delitos de falsificación de tarjetas de crédito y robos en hoteles y chalés de la Costa del Sol fue desmantelada en la mayor operación contra el crimen organizado en España durante este año, según la Guardia Civil, y en la que fueron detenidas 16 personas.

Todos los detenidos son extranjeros
En esta actuación, desarrollada por el
Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil de Málaga, los agentes se han incautado de efectos y bienes por valor de dos millones de euros.

Por su parte, los miembros del grupo, todos extranjeros, podrían haber obtenido más de cinco millones de euros de sus actividades ilícitas.

Según informaron hoy fuentes del instituto armado, la denominada operación "Bratko" ha permitido desarticular una organización delictiva con una estructura jerarquizada y coordinada por una persona de origen búlgaro.