La cena de Nochebuena, la comida de Navidad… sólo llevamos dos y ya empezamos a notar los efectos de las comilonas en nuestros estómagos; y aún queda Nochevieja, año nuevo, Reyes…

Los vizcaínos reconocen que a la hora de sentarse a la mesa durante las navidades se pasan. Sin embargo, los excesos cometidos no nos hacen acabar en Urgencias. Los hospitales y ambulatorios de la provincia están funcionando al ritmo habitual, sin que haya habido ningún tipo de colapso. «Se han producido casos esporádicos de cuadros digestivos con vómitos o algún cólico, pero no mucho más de lo normal», comentan  desde el centro de salud de San Ignacio, en Bilbao.

No obstante, según los profesionales sanitarios, «todavía es pronto». Aún quedan muchos días de fiesta y «sobre todo existen riesgos para las personas que tienen ácido úrico, lo que les causa gota, ya que los mariscos, por ejemplo, lo provocan».

Margarita Unceta, profesora de 56 años de Bilbao, reconoce que se excede un poco, «pero no me empacho; después de fiestas hago dieta». Algo parecido le pasa a José Jesús Sanz, publicitario de 45, aunque «en mi caso sigo yendo al gimnasio durante las fiestas». Precisamente dietas y gimnasios son los propósitos más repetidos parael nuevo año en Vizcaya.

Para evitar la indigestión

Con el fin de evitar los excesos, el doctor José Antonio Pinies, endocrino bilbaíno, nos da cinco consejos. 1) Medir lo que se va a comer. 2) Evitar los alimentos con harinas, como las frituras o el pan. 3) Cuidado con el alcohol. 4) Ojo con los dulces. Es mejor dosificarlos que querer probarlos todos en una sola cena. 5) Conviene pasear después de cada comida.