La Diputación de Jaén tiene previsto licitar "en breve" la construcción de un vado inundable en el camino Larva-Collejares, ubicado en el término de Quesada y a su paso por el río Guadiana Menor, con el objetivo de "mejorar la seguridad" en el paso de vehículos sobre uno de los principales afluentes del Guadalquivir.

En una nota, el diputado provincial de Infraestructuras Municipales, José Castro, ha señalado este jueves que este proyecto viene a "atender la demanda de los vecinos de las aldeas de Collejares y Cortijuelo, pero también de otros municipios cercanos como Huesa o Larva".

Para poner en marcha este equipamiento, Castro ha firmado un convenio con el alcalde quesadeño, Manuel Vallejo, con el que la administración provincial y el Ayuntamiento se comprometen a invertir, en conjunto, un millón de euros, de los que la mayor parte, 800.000 euros, saldrán de las arcas de la Diputación.

El responsable provincial de Infraestructuras Municipales ha justificado esta actuación por el estado actual del vado, que, según ha explicado, "no es capaz de desaguar la totalidad del caudal que circula por el mismo", lo que ha provocado "en los últimos años que, ante las crecidas del río, los vecinos se hayan encontrado incomunicados o hayan tenido que dar un rodeo de hasta 30 kilómetros para comunicarse unos municipios con otros".

Por ello, la obra proyectada contará con una mayor capacidad de desagüe y una cota superior de paso de agua, según ha informado la Diputación.

Consulta aquí más noticias de Jaén.