Interior de un quirófano
Imagen del interior de un quirófano. ARCHIVO

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha anunciado este jueves que a partir de septiembre contratará a unos 200 profesionales, la mitad de ellos médicos, para ayudar a absorber la lista de espera quirúrgica acumulada a raíz de las cancelaciones de operaciones provocadas por las jornadas de huelga de los últimos meses.

Los hospitales donde se reforzará con estos contratos son el 12 de Octubre, Gregorio Marañón, La Paz, Puerta de Hierro-Majadahonda, Clínico, Ramón y Cajal, Príncipe de Asturias, Severo Ochoa, Getafe y Móstoles. Estos profesionales trabajarán en jornada ordinaria de tarde y atenderán consultas e intervenciones quirúrgicas.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Lasquetty ha explicado que debido a la "huelga irresponsable" durante 17 jornadas, se cancelaron 6.471 intervenciones quirúrgicas y 50.000 consultas y que de estas, durante los meses de enero, febrero y marzo sólo se han podido absorber un total de 5.468 pacientes, con lo que 1.103 han tenido que esperar más de 30 días de demora.

Lasquetty, que ha insistido en que el "compromiso" de la Comunidad de Madrid adquirido en 2003 de operar a los pacientes en un tiempo máximo de 30 días sigue "vigente" y que esta situación es excepcional por las consecuencias de la huelga, ha resaltado que pese a esta situación, Madrid tiene los "mejores tiempos de espera de toda España".

El compromiso de operar a los pacientes en un tiempo máximo de 30 días sigue vigenteEn este punto, además de criticar que Andalucía lleva más de un año sin publicar sus listas de espera, "a pesar de tener obligación de ello, a 30 de junio de 2012 tenía una demora media de 54 días. "En el caso de Madrid no es así aunque, sin duda, tenemos que seguir haciendo un esfuerzo", ha señalado el consejero.

Así, ha explicado que se ha hecho "un esfuerzo muy importante durante los meses de enero, febrero y marzo" y que la "capacidad de trabajo y esfuerzo para la absorción de esas intervenciones" ha sido "muy importante". Lasquetty ha asegurado que la Consejería está poniendo "todos los medios a su alcance" y contratando facultativos para realizar en jornada laboral de tarde las intervenciones.

Según ha informado Sanidad, la espera no afecta a pacientes con patologías graves ni urgentes. Fundamentalmente se concentran en las especialidades de cirugía general (261 pacientes), traumatología (207) y cirugía pediátrica (157). El 70 por ciento corresponde a operaciones en el Gregorio Marañón, Doce de Octubre y Príncipe de Asturias, tres de los hospitales con mayor seguimiento de huelga en esos dos meses.

11.255 pacientes más en lista de espera que el año pasado

En los datos que trimestralmente publica la Consejería de Sanidad en la web de la Comunidad de Madrid (www.madrid.org) y que corresponde a 31 de marzo de 2013 se aprecia que todos los registros de espera quirúrgica se disparan: 64.311 pacientes están en lista de espera quirúrgica, 6.589 pacientes más con respecto a diciembre de 2012 y 11.255 más si lo comparamos con la situación de hace justamente un año.

Además, hay 1.892 pacientes con más de 180 días de demora (8 de ellos con más de 365 días), que corresponden principalmente a  traumatología (1.336). Aumentan, asimismo, los pacientes en espera estructural (14 días frente a los 11,6 días a 31 de diciembre de 2012 o a los 10,3 días de 31 marzo de 2012).

Hay pacientes con más de 180 días de demora, sobre todo en traumatologíaDel mismo modo, se incrementa a 77,7 días (58,8 días de hace un año) el tiempo medio de espera de pacientes que voluntariamente han preferido mantenerse en espera para ser intervenidos en el hospital de su elección.

Aunque con el millar de pacientes se ha incumplido un compromiso electoral, el Ejecutivo regional esgrime el Decreto 62/2004, de 15 de abril, por el que se establece el Plan Integral de Reducción de la Espera Quirúrgica, para señalar que, tal y como se especifica en su artículo 28, "el tiempo máximo de espera se interrumpirá cuando concurran situaciones de catástrofe, conflictos colectivos o graves emergencias sobrevenidas hasta tanto se resuelvan las mismas".

Por lo tanto, según este artículo, la Consejería de Sanidad no habría incumplido estrictamente ese compromiso al haberse dado circunstancias de "conflictos colectivos" que hubieran justificado la paralización del tiempo máximo de espera quirúrgica.

Consulta aquí más noticias de Madrid.